Un hombre de carácter

El Confesionario

11992614_10153244560493635_1488944199_n 

Octavio Alexander Agudelo es un hombre de carácter y temperamento, personalidad que le ha permitido proyectar sus empresas a nivel nacional y próximamente internacional. El fútbol ha sido su principal pasión, se considera un futbolista frustrado pues su sueño fue el de ser jugador profesional. Sin embargo gracias al deporte, logró la disciplina y el talante para fortalecer su propio destino, estima que el hombre se hace, se forja a través de su propia vida, y considera que la familia es parte fundamental para conseguir los objetivos. Hoy tiene en mente convertirse en uno de los once diputados que serán electos el próximo 25 de octubre. Su línea de vida está proyectada para alcanzar nuevas metas, no le teme a los retos y a las responsabilidades mientras haya transparencia y honestidad, puntos bien definidos en su vida. 

Sala de redacción 

E.N.P. Cuéntenos doctor, ¿quién es Octavio Alexander Agudelo? 

O.A.A. Soy un hombre quindiano, de 42 años de edad, dedicado al tema empresarial hace más de 18 años, gracias a Dios he venido construyendo empresa. Amante al deporte. Una persona tranquila y con muchos amigos y quien ahora en el tema político demuestra su lado más honesto, transparente e independiente, que está trabajando de buena manera desde el concejo municipal de Armenia, y que ahora quiere seguir creciendo como aspirante a la Asamblea Departamental.

E.N.P. ¿De qué sector de Armenia es Octavio, dónde nació, dónde estudió? 

O.A.A. En el sur de Armenia, en la comuna 2. Estudie en las Acacias, luego en el Rufino Sur. Luego con mi familia vivimos por un tiempo en Bogotá en donde termine mis estudios de bachiller. Y ya ahora en definitiva me considero un armenio de toda la ciudad.

 

E.N.P. ¿Y todavía visita las Acacias y los barrios de donde proviene?

O.A.A. Totalmente. La calle 50, Las Acacias, el Jesús María Ocampo son barrios que con frecuencia visito. La Isabela me trae muchos recuerdos más que todo por el fútbol. En la cancha de este barrio me la pasaba de niño y de joven jugando con los amigos y es algo que permanece hoy en día.

E.N.P. Bueno, veo que hizo y hace mucho deporte, ¿fue rumbero?

O.A.A. No, la verdad es que me encantaba jugar fútbol y solo pensaba en eso. Además que como mi abuela, a quien adoro con el alma y quien murió hace dos años, que en paz descanse, era una mujer bastante templada, me tenía bastante controlado y prácticamente hasta los 14 o 15 años mi única entretención fue el fútbol.

Por otro lado en el estudio siempre me fue muy bien. De hecho toda la primaria y hasta segundo o tercer grado de bachillerato fui de los mejores, pero ya de más jovencito por mi pasión al fútbol me fui descuidando un poco en el estudio.

E.N.P. Octavio, ¿el hombre nace o se hace?

O.A.A. Yo creo que se hace. En mi caso personal me hice. En el entorno en el que crecí o al menos en mi niñez me rodeaba mucha delincuencia y drogadicción y el buen ejemplo de mi abuela y la mano dura para llevarme por el buen camino, sumado a la pasión que tenía por el fútbol me hizo enfocarme en ser una persona correcta. Fácilmente me pude haber dañado por así decirlo, pero prefería la disciplina y el juicio con tal de poder seguir jugando fútbol. Incluso por eso hoy tenemos la escuela de fútbol y por eso le apuesto tanto al deporte, porque veo en este una opción para sacar a los pelaos adelante.

E.N.P: ¿Pero entonces por qué no llegó a ser jugador profesional? 

O.A.A. Desafortunadamente en el momento que mejor jugaba, siendo capitán de la Selección Quindío y con altas posibilidades de ingresar a la cantera del Deportivo Armenia tuve que tomar la decisión de irme para Bogotá más que todo por motivos económicos. Acá en Armenia ya siendo joven estaba siendo una carga económica para mi abuela y la única forma de solucionar eso era irme para donde mi madre a la capital y mejorar mi modo de vida y por ende mi situación económica.

E.N.P. ¿Muchos amigos perdidos en la droga? 

O.A.A. Si, lastimosamente muchos amigos de barrio como La Unión, 7 de Agosto, El Porvenir y que conocía de toda la vida tomaron malas decisiones que los llevaron a convertirse en personas no gratas para la sociedad y que de una u otra forma han ido muriendo.

E.N.P. ¿Definitivamente la familia es pilar de vida? 

O.A.A. Si, totalmente. Para mí siempre ha sido un punto fundamental para el éxito personal de cada ciudadano. Y precisamente dentro de mi hoja de vida para la Asamblea Departamental es algo por lo que más trabajaré. Pienso que esas familias disfuncionales que vemos hoy en día son las grandes causantes de la perdición de la juventud, porque desde casa se debe tener carácter, autoridad, acompañamiento y mucho amor para los niños y jóvenes y así evitar que se dañen.

E.N.P. Muy bien Octavio Alexander. ¿En qué momento decide crear empresa? 

O.A.A. La verdad es que desde niño se me metió el chip en la cabeza de no recibir órdenes, de ser lo más independiente y autóctono que pudiera ser y precisamente esas costumbres o enseñanzas de niño fueron las que me impulsaron a iniciar mi camino en el mundo empresarial.

Fue así como con 500 mil pesos, fruto de una liquidación decido comenzar con la creación de mi empresa hace 18 años en una oficina muy pequeña en la carrera 14 entre calles 16 y 17 en la ciudad de Armenia. Hoy en día esa misma empresa, está presente en más de 30 ciudades del país, atendemos a más de 10000 personas, manejando recursos por más de 1300 millones de pesos mensuales. Son recursos propios, recursos ajenos que hemos estado en la condición y capacidad de manejar de una muy buena manera.

 

E.N.P. ¿Qué es Asmucol? 

O.A.A. Es la Asociación Mutual de Colombia, una empresa dedicada a la intermediación de la seguridad social en la salud, pensión y riesgos laborales para trabajadores independientes y contratistas. Una empresa 100% legal como dice la publicidad y la cual cada día crece en servicios y que tiene como objetivo principal lograr la internacionalización, llegando a ciudades como Aruba, Miami, New York, Madrid y Barcelona. Hoy en día Asmucol cuenta con cerca de 80 u 90 empleados a nivel nacional.

E.N.P. Usted es concejal de Armenia, y fue presidente del Concejo. 

O.A.A. Sí señor, concejal elegido con la mayor votación por el partido de la U, para el periodo de 2012 – 2015. En el 2012 fui presidente del Concejo, lo cual considero mi mayor logro, puesto que fue una presidencia gerencial, mas no política, en donde se trató de hacer las cosas bien y se respetó a los empleados y demás funcionarios, logrando importantes hechos para la capital quindiana.

E.N.P. Le voy a nombrar 4 palabras: prepotente, carácter, personalidad o temperamento. ¿Cómo es Alexander? 

O.A.A. Un hombre con carácter, con criterio, con personalidad, que habla de frente. Digo lo que pienso y lo que estoy dispuesto a defender. Prepotente nunca, honesto, transparente y directo siempre.

E.N.P. Para terminar, ¿Por qué quiere ser diputado? 

O.A.A. Porque soy una persona honesta, trabajadora, transparente, con capacidades, no me he robado un solo peso, con la confianza requerida para gestionar proyectos y recursos para el departamento, tal y como lo he hecho hasta ahora para el municipio de Armenia.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *