img_20161203_125104

Las dificultades que tienen el terreno y los procesos de contratación podrían afectar el plazo de entrega del túnel principal en el proyecto del cruce de la Cordillera Central entre Quindío y Tolima.

Los transportadores de carga saben que atravesar La Línea, entre Calarcá en el Quindío y Cajamarca en el Tolima, exige todas su pericia en este exigente paso.
Carlos Villamil, un avezado conductor con varios años de experiencia sabe que el paso, sin mucho tráfico, puede tomar entre tres horas y media y cuatro horas. Pero con trancón, el paso puede tomar hasta 6 horas.

Por eso, los transportadores, como él, no dudan en los beneficios del Túnel de La línea, pero debido a los problemas que ha tenido el proyecto también dudan que vaya a estar lista en los plazos que sugiere Invías: “Sí hay fallos de la naturaleza , ahí ¿qué hace uno?, graves. Pero ojalá en 2017, ¿no? Imposible que no lo veamos”, dice entre carcajadas.

Darío, un extrabajador del túnel principal, dice que por las condiciones del terreno y la forma de administración es difícil concluir la obra antes de dos años. Como él, al menos 200 personas se quedaron sin trabajo desde el 30 de noviembre cuando se determinó no dar más prórrogas a Carlos Collins.

Los especialistas indican que las fallas que hay dentro de la montaña, generan los retrasos; es decir, mientras en algunos puntos de la montaña se puede avanzar con técnicas que facilitan la agilidad en la excavación; en otros puntos hay que hacerlo con mucho cuidado para evitar que haya derrumbes dentro del túnel.

Ahora, las obras que adelantaba la empresa Túneles de Colombia permanecen solitarias, mientas que en otros viaductos y túneles siguen los empleados de las otras dos empresas que se encuentran en el proyecto, como son Conlínea 2 y 3.

img_20161203_141122

En marzo de 2017, nuevo contratista para el túnel

Continúa el suspenso en el túnel principal del proyecto del cruce de la Cordillera Central, Invías indicó este martes que hasta marzo de 2017 se conocerá el nuevo contratista.

En los pliegos de licitación, el gobierno nacional pide que las obras se terminen en máximo 12 meses. Tras conocerse el pliego de condiciones para el nuevo contrato, en el Quindío, la alcaldesa de Calarcá, Yenny Trujillo, pidió que se tenga en cuenta a los cientos de desempleados que hay en su localidad para continuar la obra: “Que tengan en cuenta la mano de obra calarqueña porque a veces vemos que traen personas de otras partes y acá tenemos muchas personas que requieren este empleo”.

La mandataria manifestó su inquietud por las más de 150 personas que en el portal Quindío del Túnel se quedaron sin trabajo luego que no se prorrogará el contrato con la empresa Túneles de Colombia de Carlos Collins.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.