(LINA Ma) AMBULANCIAS 3

El Ministerio de Salud y las Secretarías de Salud del Quindío y de Armenia presentaron ante los medios de comunicación de la región la implementación y puesta en marcha del sistema de emergencias médicas. Gracias al trabajo de inteligencia compartida, pregonado por el educador Carlos Mario Álvarez Morales, las ciudades de Pereira, Dosquebradas y Manizales y sus secretarías de salud podrán sumarse al sistema.

Para el caso particular de Armenia, se pondrá en marcha desde ya, buscando brindar una mejor atención a la comunidad en cuanto a respuesta y eficiencia en el servicio de atención prehospitalaria (APH), mediante la regulación de ambulancias que operan o transitan en la ciudad. Así, el Sistema de Emergencias Médicas, será articulado con el Numero Único de Seguridad y Emergencias, NUSE, y el Centro Regulador de Ambulancias del Quindío, CRA.

“Hoy comprobamos que sí es posible volver realidad esa urgencia ética que tenía esta región con la salud. El denominado ‘paseo de la muerte’ no puede seguir cobrando más vidas a lo largo y ancho de todo el país. Nos genera rechazo ciudadano, ver como por la desarticulación de los esfuerzos  estaba poniendo en riesgo la vida de las personas.  Este sistema permitirá lo que todos necesitamos en una emergencia que es, salvar vidas”, expresó el alcalde de Armenia, Carlos Mario Álvarez Morales.

Cómo funciona el sistema

A través de la línea de emergencias 123, la ciudadanía continuará reportando las emergencias y desde este punto se realizará el control y la asignación de la ambulancia que de acuerdo con la zona establecida deba cubrir la novedad. El despacho de ambulancias se realizará con la ayuda de un software, el cual, por el sistema de georeferenciación indicará cuál es la ambulancia más cercana a la emergencia. Este software además suministrará unidades y porcentajes de los distintos acontecimientos que permitirán llevar estadísticas reales de lo que ocurre.

“Vamos a combatir y acabar con el paseo de la muerte y con este sistema se acabará también la vergonzosa y vulgar guerra del centavo de las empresas de ambulancias. Esto sí que genera rechazo, ver como se pone en riesgo la vida de los transeúntes, pacientes y ciudadanos”, manifestó el alcalde de los armenios.

El problema

Dadas las condiciones con las que contaba la región y la carencia de un Sistema de Regulación de Urgencias y Emergencias Médicas, CRUE, y una Central de Regulación de Ambulancias, se generaba una desarticulación en los procesos de atención en salud en términos de seguridad, oportunidad, accesibilidad, pertinencia, racionalidad y costo-efectividad, entre otros, con un mayor énfasis en la falta de regulación prehospitalaria. Esto debido a que la prestación de los mismos es realizada por entidades privadas, que ven en ello, algunas, un beneficio económico y no un beneficio colectivo para la comunidad del Departamento del Quindío.

Para Germán Gonzales, delegado del Ministerio de Salud, este plan corresponde a una de las estrategias nacionales de prevención relacionada con este sistema. “El reto que continúa ahora está enfocado en la formación a la comunidad para que los ciudadanos le den el uso adecuado al sistema de emergencias. Usando no solamente de forma responsable las llamadas a las líneas de atención sino también de ir cuando realmente se requiere”, afirmó el alto funcionario.

Empoderamiento de las comunidades

El proyecto además contempla la capacitación del 5 % de la población para que desde cada una de las comunidades actúen como ‘primeros respondientes’. Personas que estarán educadas en primeros auxilios y atención primaria. “Con esta estrategia además buscamos disminuir el dolor y la mortalidad”, puntualizó el delegado de Minsalud.

Por último, el secretario de salud de Armenia, Fernando Vivas Grisales, dijo que este trabajo articulado con todo el departamento pondrá la tecnología al servicio de los ciudadanos y explicó finalmente que este funcionará teniendo en cuenta algunos ítems que incluyen  la atención y notificación inicial de un evento, pasando por la clasificación del riesgo de los pacientes, direccionamiento a la red de servicios hospitalarios, notificación y seguimiento a los eventos de salud que se presenten, sin olvidar  la educación a la comunidad sobre la prevención y actuación en casos de emergencias y desastres.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.