El abogado denunciante ha interpuesto varias querellas en contra del político liberal desde cuando fue concejal de la ciudad, alcalde y ahora senador  

Por: Infobae 

Juan Pablo Gallo pasó de la oficina del Concejo de Pereira al despacho del Alcalde entre 205 y 2016, pero el trasteo además incluyó un cambio de vivienda, pues a tan solo seis meses de ser elegido mandatario de la capital de Risaralda se mudó a un apartamento que compró en alrededor de 400 millones de pesos. Una adquisición que lo tiene bajo investigación, ahora cuando es senador de la República. 

La denuncia en su contra viene desde el 2016 cuando uno de sus mayores contradictores, el abogado (entonces estudiante de derecho) Daniel Silva Orrego, lo denunció porque le parecía extraño que después de salir de una campaña política a la Alcaldía y con tan solo tres meses en ese puesto, Gallo tuviera los recursos para pagar un apartamento en un lujoso sector de la ciudad. 

 

Silva ya había logrado suspender la valorización, el Plan de Ordenamiento Territorial de Pereira y tumbar el Plan de Desarrollo del ex alcalde Enrique Vásquez cuando emprendió la denuncia en contra de Gallo por la adquisición del apartamento del edificio Pinamar del sector de Pinares en Pereira, un edificio para entonces nuevo. 

Silva Orrego sostuvo que el pago se había hecho con 200 millones de contado y otros 200 millones por un leasing con el banco Davivienda. El abogado cuestionaba el origen de la fortuna que se pagó por el aparamento, pero también el precio de la vivienda en un sector exclusivo en el que los pisos pueden costar hasta 1.000 millones de pesos. 

En el momento de la compra, explicó el abogado denunciante a Caracol Radio en 2016, el alcalde no había recibido el dinero por reposición de votos de la campaña a la Alcaldía, por lo que no había saldado las deudas que adquirió para su aspiración política. 

Pero el punto central de la denuncia de Silva es que el negocio se hubiera efectuado con el banco Davivienda. Según dijo al informativo, en el 2016 se abrieron cuatro cuentas del municipio de Risaralda en esa entidad bancaria, dos ocho días antes de la compra del apartamento y otras dos después de aprobado el leasing. 

Al banco Davivienda es al único que se le ha abierto cuatro cuentas. A los otros se les ha abierto una, se les ha abierto dos y los rubros que manejan no es tan alto”, aseguró Silva a la emisora citada sobre la denuncia que realizó y por la que instauró una queja disciplinaria en contra del alcalde. 

En 2019, según informó el diario La Libertad, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Pereira negó en segunda instancia la preclusión que había solicitado la Fiscalía respecto a ese proceso, porque argumentó que no había pruebas de un delito en la adquisición del apartamento ni en los recursos que se destinaron para ese negocio. Es decir que, pese a las dos solicitudes de preclusión, los jueces solicitaron continuar investigando el caso. 

Este año Juan Pablo Gallo fue elegido senador de la República con la segunda votación más alta del partido Liberal que además fue histórica en Risaralda. Por esa razón, el proceso pasó a la Corte Suprema de Justicia que tomó la decisión, de3 acuerdo con la W Radio, de abrir indagación preliminar por la adquisición del apartamento. 

Ahora, el alto tribunal deberá considerar todo lo recaudado por la Fiscalía y considerar si solicita nuevas pruebas o decide archivar la investigación, como ocurrió con la queja disciplinaria en la Procuraduría y lo ha solicitado el ente investigador y la defensa. 

Gallo es uno de los liberales más críticos al presidente Gustavo Petro, pese a haberse declarado bancada de gobierno. Ha tratado de solicitar al partido que no voten la reforma tributaria y ha rechazado varios de los artículos que incluye el texto fiscal del Ejecutivo.