Otro año que agoniza

Estamos a mitad del penúltimo mes del año, digamos que a 47 o 48 días contados calendario para que expire el 2013, y por algunos sectores de Armenia se vislumbran los trabajos que adelantan funcionarios oficiales en la instalación de arreglos navideños. Una de las ideas trazadas por la alcaldesa de la ciudad es no dejar sin iluminación la ciudad en la época más alegre del año, una vez se conoció que el Parque de la Vida no contaría con sus tradicionales arreglos y motivos navideños que convertía ese lugar en sitio predilecto para los visitantes durante finales de noviembre, el mes completo de diciembre y los seis primeros días de enero. Las cifras de familias y ciudadanos que llegaban al parque eran sencillamente impresionantes, el desfile no cesaba desde las seis en la tarde hasta altas horas de la noche, durante muchos años el Parque de la Vida congregó familias enteras que disfrutaron a plenitud del recorrido trazado a través de su sendero ecológico y vistosas muestras alegóricas a la navidad. Hoy desde nuestro sitio de residencia cercano al parque se siente ya el vacío, el frío y la soledad que tendrá este bello lugar para la temporada que se avecina, no tendrá el alumbrado navideño pues no hubo acercamiento entre las partes para sortear el impase trazado en materia de contratación con las entidades responsables del manejo y control del lugar. Quienes año tras año llegan en bus, vehículo particular, moto y sobre todo a pie, tendrán que someterse a desplazarse hasta el Parque Recreacional vía La Tebaida donde la Edeq instalará su red para facilitar que los armenios, propios y extraños no se queden sin su tradicional alumbrado.

Los efectos serán contrarios, muy seguramente el número de visitantes no igualará lo que normalmente acogía el Parque de la Vida, por la movilización, el despliegue y los gastos que ocasionará el desplazamiento de familias enteras al Parque Recreacional, es un golpe al bolsillo de aquellos que no tienen vehículo propio o los suficientes recursos para su traslado. Cuando el alumbrado era en su sitio original de la avenida 14 cerca a los Fundadores, las gentes se trasladaban con absoluta facilidad, esa comodidad se pierde ahora para esta nueva versión.

Le queda a la señora alcaldesa y también al gobierno departamental, plantear nuevas alternativas con vistosos arreglos en puntos estratégicos de la capital para cautivar la alegría de la ciudadanía.

Mientras en Armenia padecemos estos rigores, en Pereira y fundamentalmente en Manizales se preparan para tener como todos los años un alumbrado con toda la esencia navideña. Nos causa envidia de la buena.

La dirección  

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *