Ni tan raspada la olla

12650778_10153511512763635_195559756_n

Diversas reacciones se dejaron sentir una vez conocido el informe entregado en la mañana del miércoles por la secretaria de Hacienda del Departamento del Quindío, en torno al manejo de recursos y el estado financiero entregado por la anterior administración. Luz Elena Mejía jefe de esa cartera, anunció que existe un superávit de más de 20 mil millones de pesos.

Sala de redacción

Con atención y marcada prudencia, sectores pertenecientes al gobierno departamental que orienta el sacerdote Carlos Eduardo Osorio y seguidores de la causa del gobierno anterior en cabeza de Sandra Paola Hurtado, se congregaron ayer en el recinto de la asamblea del departamento con el propósito de escuchar atentamente el informe que presentaría la actual secretaria de Hacienda Luz Elena Mejía y quien haría referencia a las supuestas versiones de una marcada descomposición en el manejo al cierre de las labores del gobierno de Hurtado Palacio. La asistencia escuchó con atención los planteamientos de la funcionaria que en más de una oportunidad y así como está registrado en los audios y grabaciones, explicó que se había encontrado un superávit superior a los 20 mil millones de pesos con disponibilidades específicas que origina  la inflexibilidad en los gastos. La funcionaria puntualizó sus apreciaciones sobre el tema, sin entrar en fuertes y peligrosas cavilaciones y sí por el contrario, manejando su intervención con serenidad y absoluta cautela, lo que permitió que el auditorio mantuviera su postura igual como sucedió con las intervenciones tanto del señor presidente Luis Alberto Rincón, el vicepresidente Bernardo Valencia y cada uno de los diputados de la oposición y del grupo que respaldan al actual gobierno. La cordura y los buenos modales fueron puntos destacados durante el debate celebrado este miércoles. Si bien es cierto la ex secretaria de Hacienda María Victoria Giraldo tuvo pulcritud y orden en el manejo de las cuentas al dejar recursos destinados, también es cierto que dejó un flujo de caja para que el nuevo gobierno pueda maniobrar. De esta manera poco a poco se va demostrando con cifras reales, que lo de la famosa “olla raspada” ha sido una manera propia de crear cizaña y crear una atmósfera pesada en el manejo político de la región.

Eje Noticias recopiló opiniones de unos y otros al concluir el debate de este miércoles:

12659570_10153511512888635_1653019587_n

Para Jorge Ricardo Parra existen tres factores: “Yo lo dije en mi intervención, hay que mirar en el contexto la parte contable, la parte financiera y la parte presupuestal, pues son tres elementos distintos que conjugan las razones financieras para mirar si una empresa como el departamento del Quindío tiene problemas financieros o no. Yo que considero, con el tema de las ordenanzas por ejemplo, si miramos el horizonte del Plan de Desarrollo que es la carta de navegación de la inversión durante los cuatro años, va a quedar un vacío en la inversión que había sido aprobada en el presupuesto del 2016 porque ya estaba el plan operativo anual de inversiones, entonces, al llegar las ordenanzas, se tendrá un desequilibrio y hay que buscar un estado de fuentes de uso y de recursos para buscar el equilibrio en el Plan de Desarrollo departamental”.

11954572_10200713012705627_6122941084039443507_n

Jorge Gutiérrez diputado liberal dijo sobre la olla raspada: “Haber, lo que yo digo es que efectivamente hay un superávit, pero realmente lo que yo le digo a los diputados es que no se puede mostrar solamente la caratula sino el contenido, es decir, sobre ese superávit saber cuánto se puede utilizar y cuánto hay de maniobrabilidad para el gobierno departamental; realmente lo que se dejó amarrado es del 90 por ciento, es decir, a pesar de que existe un superávit son dineros que ya están destinados y realmente el gobierno actual no puede utilizar esos recursos, solo quedarían 800 millones de 20 mil millones del llamado superávit”.

12596111_10153511512913635_947745350_n

John Fredy Valencia sobre el informe de Hacienda y el manejo de las redes sociales dijo lo siguiente: “En parte tienen razón los medios y las redes sociales, lo que pasa es que como lo hablaba ahora la secretaria de Hacienda, la inflexibilidad del presupuesto es lo que está afectando a la actual administración, hablan de un superávit de 20 mil millones, pero la verdad, la maniobrabilidad del gobernador apenas haciende a 800 millones. Caso en el cual y  tal como se observa, no se pueden  ejecutar los proyectos que el gobernador tiene plasmado en el plan de gobierno departamento, allí está el palo en la rueda en cuanto a lo que tiene que ver con todo el presupuesto departamental”.

 12674611_10153511512648635_1252263849_n

Su vehemencia y carácter le ha valido para ganar adeptos, Mary Luz Ospina fijó una posición clara, respetuosa en defensa del anterior gobierno: “Lastimosamente hoy en la asamblea del Departamento del Quindío, nos hemos dado cuenta que más hemos vivido en estos 33 días de cuentos, de chismes, de malas apropiaciones de palabras, de querer hacer de manera mal intencionada del gobierno anterior y de la asamblea departamental un gran daño, al decir,  que encontraron un departamento sin un peso, con la olla raspada y hasta que la olla se la llevaron. Hoy estamos viendo en este debate que citamos por parte mía para conocer la verdad y en cabeza de la secretaria de Hacienda, que realmente el departamento se recibe supremamente bien.  No solamente tenemos un superávit de 20 mil millones de pesos, que por supuesto en su mayoría son cuentas y convenios pendientes por pagar, pero que también estamos viendo que hay 2 mil millones en recursos ordinarios con los cuales el señor gobernador del Quindío puede maniobrar mientras sigue recaudando, y por su puesto desde orden nacional llegan  recursos y todas las gestiones que el crea conveniente para el desarrollo económico del departamento.  Encontramos que la misma secretaria Hacienda ha calificado que el departamento lo recibió de manera excelente en lo que corresponde a sus inversiones, a su  ejecución, que en los años anterior por parte de la secretaria de Hacienda María Victoria Giraldo y la señora gobernadora Sandra Paola Hurtado, se hizo una excelente manejo de recursos y que el departamento tiene una gran calificación con un semáforo en verde para cualquier situación de endeudamiento o crédito que quiera hacer en el orden departamental, esto quiere decir que tiene flujo de caja, quiere decir que el Quindío no se recibió desocupado, ni se recibió con la olla raspada y menos que se llevaron la olla, hoy de la misma voz de la secretaria se deslegitimo todo eso, y que tranquilamente se puede ejecutar un Plan de Desarrollo donde se pueden beneficiar todos los sectores”.

b847

Para Néstor Jaime Cárdenas se tiene que decir que existe un gran trabajo y se comprueba que la olla no fue raspada: “No hombre, con eso se comprobó que cuando usted le deja a un gobierno departamental, le deja un superávit de más de 20 mil millones y un flujo de caja, es que, que gobierno entrega 2.700 millones de pesos de recursos para flujo de caja, le entrega una calificación de riesgo positiva, muy buena para el Quindío, entonces que hay que decir que hubo un gran trabajo, serio y responsable en la administración anterior, hicimos un Plan de Desarrollo de 500 mil millones y los subimos a un billón cien mil millones de pesos, ese es un mensaje muy bueno para el nuevo gobierno, además  que la plata está en Bogotá y que se tiene que gestionar”.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

1 Comment

  1. Yo pienso que el gobernante que empiece su mandato, pensando que debe de hablar mal de su antecesor para tapar su incapacidad de gestión, esta remalll, cuando el pueblo nos elige es por que piensa que somos capaces de generar oportunidades para la sociedad en general gestionando recursos ante el gobierno nacional e internacional, para asi poder llevar bienestar a sus poblaciones, no podemos seguir mirando que hizo o no hizo el mandatario anterior, ademas se evidencia con este informe que el departamento lo encuentra bien económicamente y no puede seguir pensando que el departamento se maneja como maneja la iglesia los fieles, los cuales es solo dar la misa y alli les llega la platica, no, es gestionando y trabajando dia y noche como lo debe de hacer un mandatario que realmente le gusta lo social…….

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *