Lobos con piel de oveja

lobo-ovejaPor Andrés F. Zapata

Personas que aparentan ser los mejores y resultan ser todo lo contrario 

Si bien es cierto que los colombianos en general somos muy entregados a la fe, la devoción y la entrega hacia Dios, independientemente sea la religión que sea, y de que asistimos masivamente como feligreses a las iglesias o centros espirituales para participar de las misas o eucaristías, debemos de tener en cuenta así mismo, que tenemos que comportarnos a la altura en todo momento, y así como buenos devotos, nuestra obligación y compromiso es ser buenos ciudadanos y personas.

Esto lo menciono porque conozco muchas personas en la calle que se enaltecen y se dan ínfulas de ser los más devotos o hijos de Dios, se saben al derecho y al revés las oraciones y cada uno de los versículos de la biblia, pero por el contrario su vida personal, familiar y social es un completo caos.

Son malos ciudadanos, irrespetan a los demás, gritan, insultan, tratan con desprecio a los que consideran “menos” que ellos. En sus vehículos se comportan como los peores conductores, pitan, gritan, se pasan semáforos en rojo, van a toda velocidad por las calles sin importar la vida ni de ellos ni de los demás. En sus lugares de trabajo no saludan a sus compañeros o empleados, regañan, no hablan con nadie, permanecen serios, apáticos, bravos. Y ni hablar de la situación en sus casas, pareciera como si llegaran a su campo de batalla, pelean con sus hijos con sus mujeres o esposos, en fin, actúan completamente al contrario de lo que dice la biblia o los mandamientos que se supone deben llevar a cabo.

De estos personajes hay muchos por ahí, muchos que en las iglesias o sus comunidades religiosas son unas “santas palomas”, pero que lamentablemente no ejercen en el exterior, en su vida cotidiana.

Esto lo tomo a modo de denuncia, porque somos nosotros mismos los que callamos y no hacemos nada para intentar esta situación. Muy posiblemente usted se haya topado en más de una ocasión con un familiar o un conocido que es así, pero poco o nada hacemos para que cambie. Mejorar la convivencia y las relaciones es cuestión de todos, todo esto con la intención de generar un mejor ambiente entre todos y evitar problemas y confrontaciones.

La libertad de religión se debe respetar, pero así mismo como dicen ser los más fieles creyentes, sean así mismo unas mejores personas.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *