12573919_563744063801165_815422729416615285_n

José Fernando Echeverry Murillo, rector de la Universidad del Quindío, es un hombre aplomado, serio hogareño, dedicado por completo a sus dos grandes pasiones, el trabajo y su familia. Hoy el rector muestra positivos resultados al frente del Alma mater y se defiende de los señalamientos relacionados con politiquería. Él se confesó con Eje Noticias.

EJE NOTICIAS PERIODICO ¿Qué balance hace de este primer año y medio al frente de la rectoría de la Universidad del Quindío?

José Fernando Echeverry Murillo. Hemos tenido la oportunidad de realizar varias ejecutorias. En el segundo semestre de 2015, formulamos el plan de desarrollo institucional para el periodo 2016-2025 por una universidad pertinente, creativa e integradora.

También formulamos el plan de desarrollo profesoral, que está encaminado a permitir que los profesores de planta hagan sus procesos de formación doctoral con apoyo económico de la universidad. Se amplió por primera vez hacia los profesores de contrato u ocacionales, permitiendo 20 cupos anuales para que esos profesores puedan recibir formación a nivel de maestría en nuestra universidad y en otras de la región.

Formulamos la política académica curricular con una transformación enorme en la formación abierta y a distancia y unos cambios sustanciales en la formación presencial. Eso obliga que todos los problemas académicos estén hoy por hoy replanteando sus proyectos educativos de programa y sus nuevas estructuras curriculares.

Todo con el fin de lograr la acreditación institucional de alta calidad.

¿Cuál sigue siendo su principal reto?

La acreditación de la universidad.

¿En qué va la acreditación de la universidad?

A la fecha, la universidad tiene siete programas acreditados de alta calidad con resolución vigente, dos programas que ya recibieron visita para la renovación (química y sistemas y computación). Esa renovación llegaría a nueve programas, recibimos con muy buenos resultados para el programa de biología que sería el décimo programa acreditado y a final de este mes tenemos visitas del  consejo nacional de acreditación para las licenciaturas de educación física y la de biología y medio ambiente.

Con la posible acreditación de 12 programas, la universidad podrá acceder a la solicitud de la acreditación institucional y de alta calidad.

¿Su elección tuvo que ver con la exgobernadora, Sandra Paola Hurtado Palacio?

Ese tema se debe al desconocimiento del proceso de elección  de un rector, de decano y de directores al interior de la universidad del Quindío.

Yo no estoy matriculado en ningún partido. Soy un ciudadano que cumple con sus derechos constitucionales y con mis deberes y obligaciones también. El día de las elecciones voto libre e independientemente por quien decida. Sí tienen cómo demostrarme que me han visto en un directorio político, en una campaña, llevando banderas o haciendo proletismo en masa, tendrá que demostrármelo.

¿Cómo es su relación con el actual gobernador?

El señor gobernador es el presidente de nuestro Consejo Superior y asiste ‘religiosamente’ a cada sesión. Tenemos una relación muy buena, muy fraterna y trabajando por el bien de la región.

A su llegada se escucharon entre pasillos quejas por la contratación de asesores, ¿qué responde a esos señalamientos?

Todo aquel que quiere hacer daño busca de qué pegarse. El 23 de octubre presenté informe financiero, al 30 de septiembre. Tenemos un superavit proyectado de aproximadamente de 1500 millones de pesos. Se mostró que tenemos rendimientos financieros hasta por 1800 millones de pesos. En la nómina, actualmente, hay 23 vacantes; sí esto fuera para politizarlo y para burocratizarlo ya los tendría ocupadas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.