Inicia por esta época y de manera definitiva la campaña política que tendrá como objetivo, hablando en el plano local, de la elección del reemplazo del actual alcalde, la elección de un nuevo gobernador o gobernadora, y la elección de concejales y diputados del departamento.

En el tema de Alcaldía de La Tebaida, será una campaña sui generis. Si todo continua así como va, nos enfrentaremos amigos, conocidos, compañeros y hasta familiares.

Cada campaña tendrá su estrategia y eso es más que válido. Sin embargo, desde ya se empieza a generar controversia, ya que desde una campaña, empiezan a confabular lo que siempre han hecho y de muy buena forma: descalificar a los demás (normal), hablar de infiltrar las demás campañas, sacar burlas y descalificativos de los demás candidatos con panfletos, presionar y condicionar conocidos y funcionarios, en fin, maromas inconocibles tratando de arrinconar a los demás, porque ellos mismos han manifestado que su candidato «tiene que ganar como sea y al costo que sea». Bueno, con el tema electoral cada quien se engaña hasta donde quiere o hasta donde le conviene, porque el tema no es como lo pintan.

No obstante y por tratarse de una campaña, a medida que vaya pasando el tiempo habrá más contienda, habrá más reparos, más fricciones y más desplantes. Eso esta claro. Ojalá se presente en términos normales y decentes (aunque en política decencia hay poca). Los tebaidenses tuvimos hace 4 años la amarga experiencia de vivir una campaña llena de mentiras y acusaciones sin fundamento que condenaron a un candidato, que hoy muchos se arrepienten de no haberle dado la oportunidad a quien seguramente se hubiese desempañado con mejores resultados como mandatario de esta comarca.

A nivel personal, no haré campaña sobre los hombre de ningún contendor. Si realmente queremos sacar adelante esta tierra debemos construir desde la diferencia. Esta claro que habrá enfrentamientos y discusiones, pero ojalá nunca se sobrepase algunos límites, si es que realmente queremos unir La Tebaida.

Ante el gran reto que tiene esta tierra, de poco o nada sirve un enfrentamiento sanguinario entre quienes piensan o pensamos dirigir el Edén Tropical del Quindío.

Hay que ser propositivos con temas neurálgicos que deben convocar voluntades: seguridad y convivencia ciudadana, mejoramiento de vías y movilidad, servicio hospitalario con buen funcionamiento asistencial, conectar vialmente el sector de ciudad jardín con el resto del municipio, mejoramiento de la infraestructura educativa y deportiva, programas para la población en condición de discapacidad, constitución de las empresas públicas municipales, programas de mejoramiento de vivienda en sectores vulnerables, más vivienda, desarrollo turístico con el Distrito Cultural y Creativo al cual pertenecemos, sitios de esparcimiento para niños y ancianos, mantenimiento integral de vías rurales, condiciones tributarias cómodas para inversionistas, donde haya más acciones cívicas como las del grupo de Narces Beltrán y Davida, en fin, todo por hacer.

Pero lo más importante, unir la población en torno a un proyecto como el Plan de Ordenamiento Territorial, unir con un plan de vida para todo: comunidad, comerciantes, empresarios, finqueros, deportistas, universitarios, empleados, en fin, que todos los ciudadanos veamos crecimiento territorial con desarrollo, donde haya empleo, donde haya inversión, donde veamos que en La Tebaida se construya edificaciones en altura y centros comerciales que nos den otra dinámica social y económica, donde la comunidad sienta que está bien representada porque sus dirigentes son honestos y sus acciones son transparentes. Donde haya mejoramiento de la calidad de vida de todos, que se genera dignidad y valores y que nos sintamos orgullosos de los espacios físicos restaurados y en buen estado. Que nos sintamos orgullosos y que todos los residentes tebaidenses y los visitantes, sientan que La Tebaida es el verdadero Edén Tropical del Quindío.

El próximo Plan de Ordenamiento Territorial debe ser la hoja de ruta clara donde sepamos que queremos y como lo vamos a lograr. A eso es lo que verdaderamente hay que apuntarle a esta campaña que inicia, porque La Tebaida es un Tesoro por descubrir!