Funcionarios de la Salud, Su deber, aparte de mejorar las dolencias del paciente, es informarlo, aconsejarlo y tratarlo humanamente

666624Por: Andrés F. Zapata

La mala atención en el sector salud hacia los usuarios es un tema que ha empeorado con el tiempo, y la displicencia con la que algunos médicos atienden a sus pacientes han desencadenado desde problemas mínimos, hasta en mayores complicaciones de salud.

Ir a las entidades de salud, ya sea por una cita general, un chequeo médico, una urgencia, una cirugía, o una cuestión de papeleo, nunca ha sido del agrado de nadie. Al menos no creo que ninguna persona disfrute el hecho de esperar por largos, eternos minutos a que lo atiendan cuando se tiene el afán de ser evaluado por alguna complicación en la salud, o que alguien vea placentero el hecho de hacer largas filas y esperar el turno para reclamar medicamentos, pedir una cita general o con un especialista, o ser atendido para algún tipo de procedimiento. En definitiva, recurrir a estas entidades y al mismo médico es necesario, cuando de mejorar la salud se trata, pero es completamente incómodo y desgastante.

Sabiendo y reconociendo esto, uno como paciente y como usuario espera que al menos el trato por parte de los funcionarios y en especial de los médicos sea el adecuado, que tengan un trato digno para con las personas que acuden a ellos con la única intención de que alivien sus dolencias.

Caso contrario se ha estado llevando en las diferentes entidades de salud de la ciudad de Armenia. En distintas ocasiones, ciudadanos que de acuerdo a una mala experiencia en este tema, han acudido a nosotros con la intención de que se “ventile” esta situación y se pueda lograr una solución. Son muchas las protestas y reclamos por parte de ciudadanos que han sido víctimas de doctores (as), enfermeros (as), y funcionarios de varias entidades que tratan a sus pacientes de un modo déspota, discriminativo, de mala gana y casi que sin modular palabra alguna con aquella persona que se supone acude a ellos para ser informado acerca de sus dolencias y de cómo mejorarlas.

Es claro que nosotros mismos en la gran mayoría de casos, somos los culpables de padecer alguna enfermedad, debido a nuestros desórdenes alimenticios o el descuido y despreocupación por alguna dolencia. Pero es también completamente lógico, que al tener la sospecha de un mal en nuestro cuerpo y que puede traernos más complicaciones, acudamos cuanto antes al médico, procurando que este, nos suministra de la información necesaria para poder mejorar este problema y lograr por nosotros mismos, evitar futuros deterioros en nuestra salud, por el mismo caso al que acudimos.

Como pacientes, y más tratándose de restablecer nuestra salud, esperamos siempre que las personas encargadas de mejorar precisamente este tema, tengan hacia los usuarios, una manera más amable y humana de comportarse. Simplemente que dejen de formular únicamente unos cuantos medicamentos y dedicarse a su trabajo y ya. No, los ciudadanos requieren que se les explique, que se les hable, que se les informe acerca de su problema y de cómo mejorar, que después de una cirugía se encarguen de informar acerca de lo que pueden o no pueden hacer detalladamente.

Los usuarios y pacientes no son máquinas, no son robots a los que se les aprieta una tuerca y listo. Se necesita más tacto y compromiso con la vida humana por parte de los galenos.

Esta es una situación que sucede en todo el país, pero que acá en nuestro departamento se ve reflejado permanentemente, y las críticas y denuncias son igual de constantes por parte de los usuarios del servicio de la salud, lastimosamente, sin ninguna entidad que dé la cara y se haga responsable de lo que sucede.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *