web_fdfdf_big_tp

A pesar que la meta en el Quindío era de cero quemados con pólvora, la secretaria de salud del departamento confirmó que 11 personas resultaron quemadas con este tipo de elementos.

El registro en el sistema de vigilancia señala que de los 11 quemados: 4 son adultos y 7, menores de edad. En comparación con esta misma ápoca del año anterior, había 16 casos de quemados; es decir, 5 casos menos. Lo que daría una disminución del 31%. En el país, la disminución es del 17%.

Sobre la efectividad de la campaña intersectorial, liderada por el gobernador, que buscaba cero personas quemadas con pólvora, el secretario de salud, César Rincón, indicó que se explica en la falta de cultura y conciencia de los padres de familia, “el 70% de los quemados en el Quindío son niños y queman pólvora porque sus padres se las compran”, dijo el funcionario.

Rincón dijo que todos los participantes hicieron su parte en la campaña: “todos los alcaldes sacaron decretos para prohibir la pólvora”, enfatizó.

El secretario de Salud del departamento también formuló un llamado para en las fechas en la que tradicionalmente se registran más quemados, como son 24 y 31 de diciembre, “los padres de familia estén más pendientes”. Y también hizo una invitación: “Podemos celebrar estas festividades de otra forma, se ha pedido desde muchos sectores que en lugar de quemar pólvora lancemos globos de colores al cielo, una forma especial como forma de protesta por este alto número de quemados en el Quindío”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.