Alber Deylan / Redactor Cultural Eje Noticias

foto-1-sebastian-martinez-director

Sebastián Martínez, director del Instituto Bellas Artes

foto-2-edificio-de-bellas-artes

Edificio de Bellas Artes

Nuevos programas hacia la consolidación del mejor centro cultural del departamento es lo que las directivas del Instituto de Bellas Artes entregarán esta tarde en el momento de la reinauguración, más que una planta física, son las nuevas perspectivas encaminadas al cambio de una nueva sociedad.

Bajo la batuta del músico profesional en Guitarra, Sebastián Martínez, con especialización en el exterior, hoy es el Director del Instituto donde empezó las primeras notas. Hace seis meses ostenta este cargo y previo a la reinauguración de este Centro Cultural de la ciudad y el departamento, manifiesta que el Instituto cuenta con muchas cosas positivas y como es obvio, en todo proceso no faltan los pormenores “En la parte positiva manifiesto que encuentro una planta profesional mucho más grande cuando yo pasé por aquí como estudiante, esto se traduce en una oferta mucho más amplia y procesos interesantes como el área del Jazz que no lo tenía hace 10 años. Pienso que lo más importante es la motivación permanente de los estudiantes que ven en las Artes una posibilidad de vida.

En cuanto a los pormenores dice que Los programas académicos no estaban acordes a las necesidades actuales de la región, la pedagogía que se estaba llevando a cabo en lo mismo, no había alta capacidad en los estudiantes de teatro. Como músico noté que habían materias que son fundamentales en los músicos, que no se estaban dando dentro del pensum o no con la intensidad que se debería llevar. En la planta física hay aspectos que se han venido mejorando, esto con el animo de darle otro espíritu.

Los retos del Director para Bellas Artes

Son muchos retos. El primero es que el Diplomado en Teatro tenga la fuerza suficiente para beneficio de la región. En la actualidad tenemos un documento base para empezar a trabajarlo el próximo semestre con un diplomado que está reestructurado en su totalidad. El segundo reto es la creación del Coro de la Universidad del Quindío, en la actualidad son unas 80 personas que hacen parte del Coro pero la idea es aumentar el número, a él acuden estudiantes del Diplomado en música y está abierto a que estudiantes de distintas carreras entren al coro. Otro reto es la Banda Sinfónica de la Universidad del Quindío, un proyecto liderado por el maestro Diego Palacio y que hoy viene en marcha con estudiantes de la Universidad y de Bellas Artes. Allí hay algo interesante, los estudiantes que mejor desempeño tengan dentro de la banda, tengan un reconocimiento por parte de la Universidad bien sea en su carrera o en Bellas Artes y serán reconocidos con becas. Otro reto tiene que ver con Artes Plásticas y en esta parte necesitábamos hacer una diferenciación entre el Pregrado de Artes Visuales y lo que es el diplomado para que no compitieran entre ellos, esto se ha reestructurado. Sin duda alguna, el reto más importante y por encima de los anteriores, es que el Instituto de Bellas Artes se convierta en el Centro Cultural más importante del departamento, están las posibilidades y la idea es que todos los maestros y directivos de la Universidad trabajemos para consolidar esta idea.

La invitación está abierta para que la tarde de este viernes acudan al Instituto de Bellas Artes ubicado sobre la Cra 16 Nro 20-15 de Armenia y sean testigos de esta actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.