parquecafe

En una emocionante jornada se realizó la segunda subasta de cafés especiales del Quindío en el Parque del Café este domingo.

15 caficultores quindianos participaron de esta jornada con compradores de Colombia, Chile y Corea. Juan Carlos Ocampo, el martillo de la subasta, en varias oportunidades incitó a los coreanos a que pujaran por las cargas que se subastaban “pónganse la mano en el corazón para que suelten el billete”, decía el experimentado anunciador.

Ilán Avilio, comprador Chileno de la empresa Café Cultura, destacó la calidad del evento y confesó que se divirtió.

Danilo Gómez un exprofesor universitario dedicado desde hace varios años a la caficultura en Filandia, tomó la palabra en inglés y les explicó a los compradores coreanos los esfuerzos de los caficultores quindianos para producir el delicioso grano que iban a comprar: “El trabajo de los caficultores es arduo, trabajamos desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde, llueva, truene o hiciera mucho Sol”.

El esfuerzo más valorado fue el de César Augusto Buhesaquillo de la finca Los Sauces, vereda La Esmeralda en Buenavista que logró el mejor precio

“A pesar de que soy joven y todo, a pesar de que soy joven he sacado el cafecito adelante la finca, mi papá no pudo estar pero él debe estar orgulloso que esté aquí”, afirmó con alegría César Augusto Buhesaquillo.

Park Young Soon, el comprador coreano que se llevó el café de César Augusto, explicó que pujó por él no solo por su calidad, sino también por la calidez de su productor: “Especialmente el café contó con un buen sabor, un buen aroma, fragancia; generalmente y que su café tenía una calidez tan amable como la gente aquí del Quindío”.

En promedio las ventas durante la subasta alcanzaron los 230 mil pesos por arroba de café; es decir, 50% por encima de su precio normal.

Por EL EJE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.