El consumo de sustancias psicoactivas, un problema de todos

Drogas-002Por: comunicaciones secretaría de  Salud

En Armenia entre el 2011 y 2015, consultaron el servicio de salud 5026 personas, cuyo diagnóstico estuvo relacionado con situaciones mentales y del comportamiento debido al consumo de alguna sustancia psicoactiva SPA. El 36,9 % de los casos se presentó en población joven, comprendida entre los 19 a 26 años, seguido de adultos jóvenes con el 26,6 %. 

Durante el 2016, al mes de abril, a través del Sistema de Vigilancia Epidemiológica, SIVIGILA, se han notificado 22 casos relacionados con intoxicación por consumo de SPA. El 27,27 % con cocaína, y el 22,73 % con alcohol. Así mismo, hasta la fecha han informado 37 casos por consumo de sustancias por vía inyectada, siendo la heroína la de mayor uso con 72,97 %.

Las drogas inyectadas traen consigo una problemática aún más compleja como es la posibilidad de adquirir enfermedad infecciosa como VIH, Hepatitis C y otras. Algunos casos ya diagnosticados con VIH y Hepatitis, son personas consumidoras de drogas inyectables. Estas infecciones también se transmiten, cuando el adicto enfermo comparte jeringas con otras personas, por lo que puede darse una rápida expansión de la enfermedad.

La Ley 1566 de 2012 estableció normas para garantizar la atención integral a personas que consumen sustancias psicoactivas. A través de esta ley, reconocen el consumo de sustancias como una enfermedad de alto costo y un problema de salud pública, determinando la atención integral a través de servicios de salud habilitados en IPS de baja, mediana y alta complejidad, así como en servicios para la atención al consumidor de SPA.

Desde la administración municipal las acciones educativas y pedagógicas en pro de prevenir el consumo de sustancias son una prioridad, dada la vulnerabilidad y el fácil acceso que existe en la adquisición de drogas en el medio.

Es necesario que padres de familia, cuidadores, docentes y demás líderes sociales estén atentos en los cambios de conducta de hijos, estudiantes y vecinos, los nuevos amigos  que son extraños para la familia,  la aparición de signos de agresividad y depresión, pues estos pueden ser factores de riesgo en el consumo de sustancias. Prevenir un posible consumo es una tarea que nos compromete a todos.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *