Diego Pava Betancur. Un hombre cívico por naturaleza

e332fb8c-9d42-4804-8674-537a4b5acac9

EL CONFESIONARIO

Nació en Montenegro, a los 9 años se fue para Bogotá. En 1972 se graduó  en la Universidad del Cauca como Ingeniero Civil, regresó de nuevo al Quindío ocupando importantes cargos públicos. Desde hace 23 años pertenece al Club Rotario donde presta invaluable servicio a la comunidad. Actualmente es el Presidente Ejecutivo de la Sociedad de Mejoras Públicas de Armenia. Fue basquetbolista y gran nadador, no olvida las baladas, boleros y los vallenatos. Padre de Isabel Cristina y Diego Fernando. Sus mejores momentos son los que vive con la familia, sin descartar las reuniones de amigos que hace en su casa. Él es Diego Pava Betancur, quien habló para el Confesionario de Eje Noticias Periódico.

Sala de Redacción Eje Noticias

Eje Noticias: Dr Diego Pava ¿Cuál fue la última vez que se Confesó?

Diego Pava Betancur: Jajajaja.. ya no me acuerdo jajaja.

E.N: Entonces lo voy a confesar. ¿Dónde nace Diego Pava Betancur?

D.P.B: Soy oriundo de Montenegro,  a los 9 años me fui para Bogotá y en el Colegio Nuestra Señora del Rosario terminó Bachillerato, salí como Bachiller en Filosofía y Letras, luego paso a la Universidad del Cauca y allí terminé Ingeniería Civil. Me gradué en el año 1972

E.N: ¿Siguió allí en Bogotá?

D.P.B: Una vez ya graduado,  regresé al Quindío y me vinculo a la parte pública; primero fui gerente de la Lotería del Centenario, después fui Secretario de Obras Públicas de Armenia , luego Director Regional de Caminos Vecinales, cargo que desempeñé por espacio de diez años, luego Director Regional de Obras Públicas del distrito 23 de Calarcá, luego Director de Invias. Ahí terminé mi trabajo público.

E.N ¿Qué pasó después?

D.P.B: Hace 38 años pertenezco al Club Rotario y muy entregado al servicio de la Comunidad. Desde allí y con el apoyo del Padre Juan Eugenio Álzate ayudamos a la niñez y juventud en Bosque de Gibraltar, el Barrio El Placer y a través de la Sociedad de Mejoras Públicas sean hecho convenios con universidades y se han dictado una serie de conferencias para enseñarles el sentido de pertenencia por la ciudad.

E.N: ¿Cómo presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas, se conserva el civismo en Armenia o ha disminuido?

D.P.B: No es que haya disminuido, está ahí como el león dormido porque desde que se dejaron de dictar las clases de cívica, urbanidad, catecismo, la juventud no tiene valores. Este es uno de los trabajos que estamos haciendo. Ejemplo de ello es con los jóvenes del Club Rotará, vemos en cada uno de ellos el espíritu por servirle a la gente y a la ciudad.

E.N: Pasando a otro tema, ¿Es cierto que la Biblioteca Municipal se retira ahora en diciembre?

D.P.B: Si, es cierto, aquí estuvo por un buen tiempo en un convenio que se tenía con el municipio, y la S.M.P, ahora y en un Convenio entre la Alcaldía y la E.P.M, están construyendo la Biblioteca en la Estación del Ferrocarril. Esto significa que se habilitarán de nuevo los espacios para realizar exposiciones de obras, tertulias, conciertos y que la Sociedad de Mejoras Públicas siga siendo el Eje de la parte cultural.

E.N: ¿Con qué se empezará en el 2016?

D.P.B: Vamos a empezar con la exposición de artistas y sus obras pictóricas así como tertulias cívicas, paralelo a ello, la Biblioteca sigue con su funcionamiento, esto permitirá que la S.M.P de Armenia siga siendo el sitio de encuentro de la Cultura de la ciudad.

E.N: ¿Su familia, cómo está constituida?

D.P.B: Pertenezco a una familia de mucho raigambre en Montenegro, éramos cinco hermanos. Me casé y tengo dos hijos, la niña Isabel Cristina que todo el mundo la conoce como ‘Katina’ vive conmigo, es una artista y mi hijo Diego Fernando trabaja en Estados Unidos, sacó el doctorado en Ingeniería Electrónica en Biología, en la actualidad vive allí, aunque su pensamiento es volver a su terruño.

E.N: ¿Hacia los 50 años del departamento, qué propone la S.M.P en este aniversario?

D.P.B: Tenemos varias cosas programadas. Con las Presidentas de los Clubes de jardines de Montenegro, Armenia y Calarcá tenemos proyectado hacer un gran jardín en honor a los 50 años del departamento. Con el Maestro Henry Villada hemos pensado hacer un gran mural en el Edificio de la S.M.P. estaremos proyectando una película de la Fundación del Departamento. Esto además coincide que en el 2016, la S.M.P estaremos cumpliendo 90 años.

E.N: ¿Mucho se habló sobre la venta del Edificio, esto ya es tema subsanado?

D.P.B: Es cierto, fue durante una crisis que tuvo la S.M.P, por un incidente que se tuvo, pero gracias a las labores del Dr Camilo Cano, esto hace rato fue superado. Se llegó a tener una deuda muy alta pero ya casi estamos de nuevo con todo al día.

E.N: ¿Amante a algún deporte en especial?

D.P.B: Fui basquetbolista y nadador, me gustaron mucho esos deportes.

E.N: ¿Qué otros gustos?

D.P.B: Me encanta la música en especial el bolero, las baladas. Me gustó mucho la música de Leo Dan, El Puma, Serrat  y una balada de Enrique Guzmán que se llama ‘Tu voz’.

E.N. ¿Con esa canción enamoró a su esposa?

D.P.B: Jajajaja.. eso fue en épocas posteriores.

E.N: ¿Y en cuanto a los boleristas?

D.P.B: Me gusta mucho la música de Alfredo Sadel, Leo Marini, Tania Libertad y mucha gente que los llevo en mi corazón. Me encanta también el vallenato, creo que fui de los primeros  vallenatólogos que hubo en Armenia.

E.N: ¿Fue rumbero?

D.P.B: Fui muy rumbero, me encanta bailar, pero sobre todo, reunirme con mis amigos. Me encanta cocinar y compartir con ellos.

E.N: Llegó diciembre ¿Qué le estará pidiendo al niño Dios?

D.P.B: Que logremos la paz, la necesitamos y si aprendemos a convivir unos con otros, este país cambiará.

E.N: Sobre la situación de zozobra de guerra que se vive en la actualidad en el mundo, cuál es su concepto?

D.P.B: A como dice la Biblia, creo que ya estamos llegando al final de los finales. La biblia habla que habrá muchas guerras y eso es lo que estamos viviendo. A los musulmanes les infunden que si matan a una persona, están llegando más cerca del cielo y piensan que matando están haciendo un bien.

E.N: ¿Tiene un número en especial?

D.P.B: No, no tengo un número.

E.N: Un color?

D.P.B: Me gusta el blanco y el azul.

E.N: ¿Su sueño?

D.P.B: Me sueño con poder ayudarle mucho a la gente sobre todo a las clases bajas, hacerlas sentir bien y que ellos pueden tener espacios a como otros lo han tenido.  Nosotros hemos tenido una bendición del señor y ellos también algún día lo pueden tener.

E.N: ¿Su mensaje de Navidad?

D.P.B: La unión familiar, es clave y si las familias están unidas, son muchos los problemas que uno puede solucionar.

E.N: ¿Muchas gracias por la confesión?.

D.P.B: A usted Alber,  por tenerme en cuenta.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

1 Comment

  1. Ha sido una de las mejores confesiones que he leido, buena entrevista.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *