Da mucha risa

manuelgomezAunque no se crea, hay discusiones que producen risa. Recuerdo muy bien que para 1986, Colombia era sede del Campeonato Mundial de Fútbol. El juego se cayó, porque el Presidente de ese entonces, Belisario Betancur Cuartas, en 1984, dijo que Colombia no podía ponerse a hacer gastos inútiles, debido a que su prioridad era el pueblo. Colombia requería un gran sistema de salud, vivienda, educación y que él prefería invertir en esos importantes elementos para los colombianos.

Hoy, muchos años después, la salud es una vergüenza mundial. La vivienda es otra vergüenza y de la educación ni se hable.

¡Qué vergüenza hablar de salud en Colombia! Se crearon las famosas EPS para que la gente hiciera más colas, pagara más, sufriera más, pero nada se solucionó. Hoy, hay discusiones nuevas, porque se han ordenado una serie de cambios para empeorar el sistema de salud y para que los pacientes colombianos sigamos sufriendo lo que los políticos proponen. Además, se ha descubierto gran corrupción en el sistema.

Si la gente va a urgencias, juegan con ella como con pelotas de fútbol. De una clínica a otra para que la atiendan. Las ambulancias se inventaron un negocio con los hospitales. Así el hospital se halle cerca, la ambulancia atraviesa la ciudad para llegar al hospital con el cual hay negocio.

Los pacientes hacen más colas y viajan a diferentes sitios por las órdenes para los especialistas. Luego, vuelven a hacer cola para pagar la consulta o los exámenes requeridos. Y si no tienen dinero en ese momento o no les alcanza para pagar, muéranse, porque no hay remisión a parte alguna. Ahí quedan. O se mueren o se enferman más, pero primero deben cancelar. La plata está antes que la persona.

Las EPS no están sino para llenarse, para cumplir con esquemas coordinados nadie sabe por quién no cómo. Lo cierto es que lo más importante para las EPS es el dinero. Las trabas para que las personas reciban un servicio, son muchas. A muchos de los que hemos ido a una EPS, nos ha tocado sufrir las inclemencias de una mala atención, papeleo, situaciones tristes.

Cuando nos hemos sentado a esperar que nos atiendan, vemos cómo es el trato a otros pacientes que, pacientemente, llevan mucho tiempo esperando un servicio. A otros, les dicen que si no pagan inmediatamente, no los pueden atender o no les dan la orden para el especialista o los exámenes urgentes que deben realizar.

Las loterías, el baloto, los juegos, todo mundo gira dinero para la salud. Sin embargo, hablar de salud en Colombia, da mucha risa. El dinero girado mensualmente es mucho, pero en el camino desaparece.

Los hospitales son una miseria, pero eso no les importa. Les interesa el dinero y ganar mucho cada año.

Mientras en otros países la salud es importante, aquí, gracias a la palabra corrupción, tan de moda en Colombia, la salud vale cero.

Y que no vengan ahora los políticos que se están presentando para elecciones, a decir que salvarán a Colombia. Que cambiarán las reglas y que todos los colombianos tendrán un servicio de salud espectacular. Ya los conocemos.

Quiero solamente transmitir este texto para que sigamos divulgando las maldades de las EPS, mejor dicho, el juego de la ruleta con la salud. Divulguemos, mostremos, denunciemos. No nos quedemos callados, porque mientras los de arriba se rasgan las vestiduras, inventan decretos, la gente sigue haciendo colas y más colas en las EPS, los hospitales para que los atiendan, como mendigando un servicio que se merecen, que nos merecemos.

Por eso, ahora mientras los políticos invierten mucho dinero en sus campañas, seguimos esperando que algún día haya alguien que gobierne de verdad un país que parece colcha de retazos.

O si no, preguntemos a Comfenalco Antioquia ¿Por qué la liquidación? Y nos enviaron para donde les dio la gana.

¡DA MUCHA RISA! PORQUE NADA HACEMOS, NADA DECIMOS, NADA DENUNCIAMOS Y POR ESO, ESTAMOS COMO ESTAMOS.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *