Curro Fuentes El último de los románticos del Ruedo

FOTO N2

Redacción Eje Noticias

Los de su generación le llamaron ‘Curro Fuentes’ y así se quedó, hasta su nombre de pila Ulises Carrera Echeverry perece que a como su misma profesión, se hubiera perdido, pero se siente satisfecho porque  hoy lo recuerdan como el torero de Armenia de los años 60 y 80s. Entre tanto la generación de ahora no saben que detrás de este señor con camisa y limpia franela, de pantalones anchos, hay toda una historia, muy diferente a como cuando usaba trajes estrechos de luces. Este hombre que estuvo entregado a los ruedos en diferentes plazas de Colombia habló con Eje Noticias y contó sobre sus principales estocadas y hasta de los cuernos que muchas veces le pusieron.

Eje Noticias: ¿Cuándo le picó la afición por los toros?

Curro Fuentes: Cuando tenía 14 años yo vivía en el Barrio Berlín y no sólo sentía la emoción de los óles de la Plaza de Toros del Bosque, sino que iba a ver los toros y toreros de esa época, allí ví a los maestros de ese entonces como Pepe Cáceres, a Guillermo Ortega , a Gabriel Díaz y a Morenita del Quindío.

E.N: ¿Le pusieron los cuernos alguna vez?

C.F: Jajajaja, cara rato y aun me los ponen.

E.N: Qué fue lo más duro de los ruedos?,

C.F: Los golpes y las heridas que me tocó pasar. Yo tengo esta herida en el pie izquierdo, estuve varios días invalido y desde ahí quedé cojo, pero gracias a personas como Joaquín Quintero y al maestro Pepe Cáceres quienes me ayudaron, pero también debo agradecer a compañeros de la radio.

E.N: Esto quiere decir que también estuvo en la Radio?

C.F: Lo puedo decir con orgullo que por espacio de cinco años estuve en casi todas las emisoras de Armenia como la Voz del Comercio, Radio Reloj, la Voz de Armenia, Radio Estrella, en fin, han sido muchos los amigos periodistas que me ayudaron entre ellos a Merardo Garay a Jorge Eliécer Orozco, Henry Pineda y muchos compañeros que aun viven, otros que se han ido como Arcesio Chica Suárez.

E.N: Después del accidente volvió al rued0?

C.F: Yo volví pero ya con cierta precausión, ya no era como antes. Es más a esta edad quisiera volver pero aunque sea a un festivalito corto, ya no con traje de luces porque eso es de mucho respeto al igual que el traje corto andaluz.

E.N: ¡En ese entonces se vivía el furor en Armenia?

C.F: Claro, aquí hubo ferias muy grandes, incluso hasta cinco corridas que las daba el Dr Gustavo Moreno Jaramillo y que actualmente es mi patrón y mi padre, porque aun me ayuda y a él junto con el maestro Pepe Cáceres se le debe la Feria Milagro de Armenia.

E.N: Porqué bajó tanto la afición por los toros en Armenia?

C.F: Aquí se metió una cosa moderna y es que no quieren ver sangre que empezó cuando el señor Petro en Bogotá impuso cerrar la Plaza de Toros sin darse cuenta que estos lugares son patrimonio nacional.

E.N: ¿Y qué tiene que decir con quienes protestan contra esta actividad?

C.F: El que quiera ir a toros que vaya, a nadie se obliga. Lo que si estoy de acuerdo es en que la época en que estamos viviendo, se le merme un poco más el sacrificio de los toros, que no haya mucha puya y eso está correcto, pero que sea a través de un reglamento.

E.N: Pero sangre es sangre y muerte es muerte ¡Para usted cuál es entonces la mejor estocada?

C.F: Creo que entrando a matar el torero, si pincha que se le perdone ese pinchazo y sin en la segunda mata, pues en hora buena y si no lo mata, para dentro.

E.N: ¡Para dentro… para dónde?

C.F: Que lo entren y lo maten adentro, para que la gente no sufra tanto. Si es que sufren, que no creo ¿Por qué entonces no sufren con los que asesinan todos los días? Pienso que matar niños y adultos, eso sí es sangre y ahí sí todos deberían protestar.

E.N: Los animalistas dicen que esto es un crimen y los artistas dice que esto no es arte, para usted qué es esto?

C.F: Creo que ambos, ellos no van a toros, ni los animalistas ni los artistas saben de esto, manifiestan, invitan a otros a que se vinculen a protestas contra la policía sin saber lo que están haciendo. Aquí hay personas que les pagan a otras personas para que hagan esas manifestaciones y entonces lo hacen por unos pesos. Esta es una actividad tan antiquísima que viene desde la era del circo romano.

E.N: Usted es el último de los toreros de Armenia?

C.F: Aun vivos existen dos: Fernando Alzate que es de Armenia pero vive en Cali y Juan Pablo, ambos retirados.

E.N: Para usted cuáles han sido los dos toreros que le han llamado la atención?

C.F: Me llaman mucho la atención dos españoles: Enrrique Ponce y El Juli, obviamente hay muchos más. Pero también me detengo en el rejoneador muy quindiano Jacobo Botero, estoy seguro que él va a representar mucho al Quindío y al departamento del Quindío.

E.N. Torero que se respete, le toca hacer muchas verónicas a las damas. A usted le pasó lo mismo?

C.F: Jajajaja, a muchas y con algunas salí. Es un compromiso grande torear con una dama.

E.N: Lo de los toros en Armenia ya es historia patria o se volverá a retomar esa fiesta brava?

C.F: Estoy seguro que aquí vuelven los toros, la plaza aquí no se cierra, más con el apoyo que tenemos de la Alcaldesa, así digan lo que digan al igual que del Dr Gustavo Moreno Jaramillo. Estoy seguro que vuelve.

E.N. ¿Cuáles han sido los cuernos más grandes que le ha tocado afrontar?

C.F. De las ganaderías, la de los Gutiérrez y Maravelez de esa época.

E.N: ¿Y los cuernos que de su vida personal que le ha tocado afrontar?

C.F: Jajajajaja, dos muy grandes y no las olvido porque fruto de esos cuernos, tengo mis hijas jajajaja.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *