20161220_110035

A pesar de estar priorizados por las autoridades, los pacientes con cáncer viven un viacrucis en el Quindío. Su atención es lenta y los recursos en las IPS y EPS escasean. De acuerdo con la Fundación Lazo Rosa, cuatro niños han fallecido en el segundo semestre de 2016 por “inoportunidad en el tratamiento”. 

Por Nelson Murillo Escobar 

En el Quindío, los padres de familia de los niños que padecen cáncer tienen en común el valor y la fortaleza. Sobre todo para enfrentar el sistema de salud que demora las respuestas a las solicitudes de un tratamiento efectivo.

De acuerdo con la directora de la Fundación Lazo Rosa, Julieth Tejada, “con los menores de edad, niños que aún con fallos de tutela y desacatos a favor, la EPS les incumplen el tratamiento, estamos pendientes de aplicación de quimioterapias, hospitalización y medicamentos; y el dolor más grande de estos padres y de los pacientes que tienen la esperanza para combatir esta enfermedad y poder salvar las vidas es que no se está dando. Además se sienten huérfanos porque la Supersalud, a pesar que se instauran las quejas, y ellos hacen un seguimiento telefónico, la Supersalud no está actuando”.

En el caso de los pacientes adultos, Julieth dice que “hay pacientes que llevan 4, 5 y 6 meses sin atención, lo que genera que sus condiciones de salud se deterioren cada día y desencadenándose en muerte. Tenemos varios casos donde ya el cáncer generó metástasis por falta de aplicación del medicamento”.

¿Qué dicen las autoridades?

El lunes 19 de diciembre, el secretario de Salud del Quindío, César Rincón, se reunió con directivos de Cafésalud del régimen contributivo y el régimen subsidiado y con el gerente de Oncólogos de Occidente para revisar los casos.

“Se han presentado dificultades, pero no se ha dejado de atender ningún menor de edad, paciente de cáncer, han tenido dificultades en la entrega de medicamentos, pero han tratado de solucionarlos buscándolos con su proveedor de medicamentos”, explicó Rincón. El funcionario también señaló que en el requerimiento a los dos gerentes de Cafésalud, “ellos se comprometieron a que les envíaramos el listado de los pacientes que no han sido atendidos”.

Rincón también indicó que se han reunido con las autoridades judiciales, solicitándoles que se cumplan los fallos de tutela. “Pero la verdad es que muchas veces la solución no es ordenar un arresto para un gerente regional, un gerente local, la solución debe venir desde el nivel central donde se aseguren los recursos para que Cafésalud; no solo para la atención de los pacientes de cáncer, sino también para toda la población del país, se ponga al día con la red pública y privada de hospitales y de IPS y puedan asegurarse los servicios”, explicó.

¿Cuál es el problema de Fondo? 

En la respuesta, es evidente que la falta de recursos en el sistema de salud en el Quindío y en Colombia hace mella en la buena atención de los pacientes. De acuerdo con el secretario de salud del Quindío, César Rincón, “los datos son diferentes porque cada IPS tiene su cartera; de lo que se está hablando en el País es que la deuda puede estar alcanzando los 7 billones de pesos”.

¿Cómo resolver un problema con tantos ceros? Rincón dice que “entre las estrategias para enfrentar la crisis del sector se incluía en la “reforma tributaria estructura”, que se adelanta en estos momentos, se incluyera: el impuesto a las bebidas azucaradas y aumentar el impuesto al tabaco. Otra opción que incluso se ha venido impulsando desde la Federación Nacional de Departamentos por la comisión de gobernadores y secretarios de salud es que en esta reforma, el impuesto que se incrementa al IVA se destine un porcentaje importante el 1 ó 1,5 para solucionar el déficit del sector salud.

Sin embargo, mientras se resuelven en el Congreso de la República estas propuestas, los pacientes en el Quindío esperan una respuesta positiva a sus solicitudes de tratamiento porque para ellos cada minuto que pasa es vital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.