Crecientes súbitas, caída de árboles, colapso de un puente y deslizamientos fueron las afectaciones que se presentaron durante el fin de semana en los municipios de Calarcá, Salento, La Tebaida, Córdoba y Génova, el Gobierno Departamental ha dispuesto la maquinaría amarilla para apoyar la capacidad de respuesta de los municipios afectados, se espera que este lunes 23 de enero se despeje y normalice el paso en las vías afectadas.

Al respecto, Juana Camila Gómez Zamorano, secretaria del Interior, informó: “Desafortunadamente, este fin de semana también estuvo pasado por agua en el departamento del Quindío, el viernes se presentaron fuertes lluvias finalizando ya la tarde el cual nos deja afectaciones en el municipio de La Tebaida, perdida de banca en la vía de la vereda La Argentina, se presentó un deslizamiento en la vía que de Boquía conduce al municipio de Salento el cual fue atendido por los organismos de socorro de manera inmediata, el municipio de Calarcá fue el más afectado”.

Explicó que en este último se presentaron diferentes emergencias, en a la Virginia se generó la creciente súbita en la quebrada El Cofre, donde a causa de la misma se afectaron viviendas, hubo caída de árboles, incluso la quebrada se llevó una moto que transitaba por el sector, se generó pérdida de cubiertas en el resguardo indígena Karabijuá y las vías de acceso a este sitio se vieron afectadas, se presentó el colapso estructural del puente La Sonadora por el momento se esperan los estudios y diseños para que arrojen qué obra se debe realizar allí, estos estarían listos en el mes de febrero.

Por último, la jefe de esta cartera dijo que el IDEAM ha informado sobre la presencia de lluvias hasta el mes de marzo, por ello instó a la población a verificar el estado de las vías antes de iniciar algún recorrido, estar atentos a cualquier novedad que se presente, evitar transitar mientras llueve, atender las limitaciones y restricciones que se emiten por parte de las autoridades para salvaguardar las vidas de los ciudadanos, tener a la mano los números de emergencia y activar los planes de contingencia en sus hogares y lugares de trabajo.