Cero ollas

Foto de Nota cero ollas

Gobernación busca estrategias de largo aliento para la erradicación de las ollas de bazuco

El microtráfico sigue siendo uno de los más poderosos flagelos que agobian al departamento del Quindío. Municipios como Montenegro, Quimbaya, La Tebaida, Calarcá y Circasia libran conjuntamente con Armenia una recia batalla contra la delincuencia que opera en estas peligrosas actividades.

 Por esa razón el  secretario del Interior del gobierno departamental Héctor Alberto Marín Ríos, abrió  la discusión en torno al análisis y priorización de  las zonas críticas de los municipios  en la región con el fin de combatir el microtráfico con la campaña  “cero ollas”. El funcionario experto en trabajos callejeros cuando ofició como secretario de Gobierno en Armenia, espera aportar todo su bagaje a favor de la lucha contra las ollas. EJE NOTICIAS le consultó sobre el tema.

¿Qué se va a hacer por ejemplo en el caso de Montenegro?

“Estamos haciendo un diagnóstico de la mano con alcaldes como el de Montenegro, con los coroneles y comandantes, la fiscalía, cuerpo técnico, secretaria del interior, vamos a  ir más allá, este trabajo es cero ollas, no microtráfico, un trabajo grande”.

Continua;  “Esta no es una decisión de carácter mediático, sino un esfuerzo de largo aliento”  Y explicó que la estrategia del Gobierno, tendrá un componente policial en los doce municipios y que será complementado con acciones de entidades como Bienestar Familiar y el ejército.

La estrategia de Marín Ríos,  es conocida,  ya que la aplicó con éxito en Armenia en el periodo en el que se desempeñó como secretario de Gobierno de la capital,  para acabar con las ollas según el funcionario se  plantea: “Pulir la estrategia porque es absurdo acabar las ollas de la noche a la mañana”.

Según el funcionario el plan del Gobierno del padre Osorio contempla estrategias para luchar contra la denominada inseguridad urbana. Y puntualizó que según la caracterización del gobierno en las ollas surgen con el microtráfico otros delitos, por eso  celebró que se esté pasando en sus palabras “, de la política ausente a la política pública de lucha contra el crimen”.

 “Resulta conveniente que este tipo de problemas se vuelvan prioridad de la agenda pública” dijo. El funcionario quien  planteó, modificar el enfoque prohibicionista de la estrategia contra el consumo de drogas y entrar a atacar las ollas sin miedo.

Explicó que la intervención en las ollas hasta el momento carece de soportes claves  como un centro de tratamiento para los adictos que realmente cumpla un objeto social, y que esa falta de integralidad de las estrategias de los gobiernos para combatir el microtráfico  deriva en que las “ollas” se trasladen de un lado al otro de la ciudad y funcionen a la vuelta de la casa de un buen vecino del Quindío sin distingo alguno.

 “No hay política pública real para el consumo de drogas psicoactivas. Desde la producción hasta el consumo y esto es nivel nacional, hay que tratarlo con prontitud en la región”, dijo además a Eje Noticias que la forma de manejar el tema debe ser a través de la estrategia de cero ollas, precisó.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *