A regular las cirugías plásticas

la-cirugia-estetica-durante-el-embarazo-es-peligrosa

En el Congreso se tramita una ley para controlar los procedimientos estéticos ante las continuas denuncias de malas prácticas.

Tomado de Eje21

El Gobierno, con la presencia de científicos, académicos y afectados por malas prácticas, acaba de presentar en el Congreso un proyecto de ley para que se regule de manera integral la realización de procedimientos médicos y quirúrgicos con fines estéticos en el país, uno de los abanderados en este tipo de prácticas. Según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica (ISAPS por sus siglas en inglés), Estados Unidos es en donde se realiza el mayor número de estos procedimientos, seguido por Brasil, Corea del Sur, México, Alemania y Colombia, con 548.635 en el 2015.

De acuerdo con información de la ISAPS, el aumento del tamaño de los senos continúa siendo el procedimiento quirúrgico más frecuente entre las mujeres, con un crecimiento del 10,4 % desde 2014, mientras que la cirugía de párpados prevalece entre los hombres. Las principales cinco prácticas en mujeres durante 2015 fueron la mamoplastia, la liposucción, la cirugía de párpados, la abdominoplastia y la rinoplastia. La especialista Lina Triana, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica y Estética y Reconstructiva (SCCP), coincide al señalar que son esas mismas intervenciones las que más se practican en Colombia e insiste en que “es imperativo que el Gobierno Nacional y el Legislativo intervengan en la regulación de las cirugías plásticas. No podemos permitir que estos procedimientos continúen siendo un riesgo social”.

Lo que dicen los que saben

Ricardo Galán, presidente de la SCCP, alerta sobre la prioridad de que exista una reglamentación clara. “En la actualidad no hay ninguna ley que le prohíba a un médico general hacer una cirugía plástica estética. Por eso, cuando hay un inconveniente puede ser juzgado por impericia, imprudencia y negligencia, pero tras presentarse la complicación”. Ana María Giraldo, de 32 años, tras permanecer seis años en silencio después de que se sometió a una lipoescultura y cirugía de aumento de busto decidió denunciar. Una infección generada luego del procedimiento, que los médicos que la operaron no detectaron, se convirtió en una falla que le afectó el corazón, la respiración y el hígado. “Ahora, estoy mejor de salud, pero tengo secuelas de mi cuerpo”, dice desde Medellín. Cuatro cicatrices le recuerdan el horror que vivió. Por eso, aunque temía hacer pública la denuncia, se unió a otras mujeres para evitar que a más personas les ocurra lo mismo. “Vemos que ha valido la pena denunciar porque pronto tendremos una ley, ahora debemos concentrarnos en que se cumpla, en que no se quede solo en el papel”.

La Fiscalía ha anunciado que llamará a al menos seis médicos y a una funcionaria del Ministerio de Educación para aclarar responsabilidades por la convalidación de títulos exprés en cirugía plástica, que permitió que médicos sin tener la especialización requerida tuvieran la libertad para hacer este tipo de procedimientos. Algunos además de ser investigados por falsedad en documentos, fraude procesal, cohecho y concierto para delinquir, tienen procesos abiertos por homicidio de mujeres y lesiones personales.

El gremio médico pide al Congreso que avance con una legislación para evitar más víctimas y no afectar la reputación de quienes son especialistas. “La SCCP tiene como uno de sus objetivos lograr sacar adelante el proyecto de ley para reglamentar la práctica de procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos, estamos convencidos que dicha ley beneficiará a todos los pacientes que buscan ser intervenidos por médicos especialistas que tienen sus competencias”, dice el cirujano Galán.

Para Oswaldo Gómez, director de Cirugía Estética de la Universidad Nacional de Colombia, el hecho de que solo la anestesia esté reglamentada en el país se ha convertido en un limbo que algunos médicos generales han querido aprovechar para ampliar sus servicios en otros campos, sin que el Ministerio de Educación ni el de Salud hayan actuado de forma oportuna para frenar la peligrosa situación. “Hemos hecho un llamado para que el gobierno extreme sus medidas, nos hemos pronunciado en diferentes ámbitos, pero por ser desde la academia somos los últimos en ser escuchados”, asegura Gómez, que evidencia como un problema el hecho de que no exista una normativa general frente a las tarifas de las cirugías en el país.

En Colombia, una mamoplastia de aumento puede estar entre los 1.500 y 2.000 dólares y una liposucción entre 800 y 2.500 dólares. Sin embargo, en el mercado, a través de internet, se pueden encontrar opciones de menor precio, que en muchos casos se convierte en un riesgo para los pacientes.

El proyecto de ley que ya hace trámite en el Congreso busca principalmente que los médicos especialistas quirúrgicos con competencias formales en cirugía estética sean los únicos que puedan realizar esos procedimientos. Por ejemplo, que una rinoplastia la pueda hacer un otorrinolaringólogo, una blefaroplastia (cirugía de párpados) esté en manos de un oftalmólogo o un otorrinolaringólogo que tenga la subespecialidad en cirugía plástica facial y rinología.

En Colombia volará Wingo

Si hay una industria en el mundo que no deja de moverse su dinamismo se percibe en el servicio  que ofrece a los clientes es la aérea. Colombia no es ajena a ese movimiento y así lo demuestra la nueva aerolínea que acaba de aterrizar al país.

Su nombre es Wingo y pertenece al Grupo Copa Holding, el mismo que adquirió a AeroRepública. El valor diferencial es que será una aerolínea de bajo costo, que llega a competir de tu a tu con Viva Colombia, que ya completó cuatro años de operaciones en el país.

El 1 de diciembre despegará Wingo y lo hará inicialmente con cuatro aviones Boeing 737-700 con capacidad para 142 pasajeros, pero desde ya se pueden conseguir tiquetes a 17 destinos, de los cuales seis son nacionales: Bogotá, Cali, Cartagena, Medellín, San Andrés y Barranquilla.

Los bajos precios también se extenderán a Quito, Caracas, Cancún, Punta Cana y La Habana, entre otros, lo que muestra que la competencia también será fuerte con las grandes empresas.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *