¿Y la salud mental qué?

help

El futuro del Quindío se ‘suicida’

En 2017 se presentaron 60 casos en el departamento. Los problemas que enfrenta esta región del país no son atacados de manera efectiva, en especial el del desempleo.

¿Cómo golpear el flagelo de los suicidios en el departamento del Quindío? Esa es una pregunta que hoy se debería hacer la administración departamental, encabeza del gobernador Carlos Eduardo Osorio Buriticá, y en las alcaldías, después de analizar las estadísticas del año 2017, donde se da cuenta de los 60 casos que se presentaron.

Esta cifra es desde todo punto de vista preocupante, y la pregunta que surge es ¿qué pasa en el ‘Corazón Verde de Colombia, donde confluyen varias de las grandes problemáticas que sacuden y hieren al país?

Las cifras nacionales ubican al Quindío en el último lugar en la lista de generación de empleo, y su capital, Armenia, libra una lucha con Quibdó, Chocó, en la definición de cuál es la ciudad con más desocupación en el país.

Sin embargo, la respuesta de las autoridades no es efectiva y podría calificarse como inexistente. La solución a esta problemática debe ser de fondo, teniendo que vincularse a ella diferentes organizaciones tanto del orden departamental como del nacional e incluso del internacional.

¿Qué puede hacer el gobierno departamental para traerles un poco de sosiego a los quindianos?  Es fundamental que se fortalezca la generación de empleo.

Con este paso importante para el progreso de un país se ataca una de las taras qué más dificultades trae para lograr el fortalecimiento de la salud mental.

No existe en el Quindío un plan específico que busque atacar el flagelo del suicidio, como lo verificó ayer Eje Noticias en visita al cuarto piso de la gobernación, sede de la Secretaría de Salud, y mientras la amarga espera continúa, hombres, mujeres, personas de la tercera edad, e incluso niños, siguen tomando la fatal decisión.

¿Un problema ‘político’?

Existen en este departamento muy pocas empresas en las cuales los ciudadanos puedan encontrar trabajo. Además si el ciudadano de a pie no tiene alguna vinculación política podría decirse que es casi imposible que logre una ubicación laboral.

¿Son culpables entonces los políticos o la clase política de gran parte de la infelicidad de los quindianos? Evidentemente sí.

Mientras una minoría disfruta las mieles del éxito, la inmensa mayoría se enfrenta a su gran enemiga, la pobreza, sucumbiendo ante los males que la acompañan en un cada vez más grande número de casos.

¿Qué nos depararán este año las estadísticas? Esperamos que el panorama cambie, pero sin trabajo para ocupar la mente de los quindianos es posible y casi inevitable que la idea del suicidio siga rondando por sus mentes.

Author: Eje Noticias Periódico

Compartir esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>