Por fin se saboreó la victoria

rionegro_y_quindio_con_la_ilusion_del_tituloDespués de muchísimo tiempo, de estar muy cerca de lograrlo y luego de dilapidar la opción de ganar en el Torneo Águila, Deportes Quindío se reconcilió con el triunfo y pudo sumar nuevamente de a tres puntos en la competición.

Por: Cristian Marín Zuluaga

El milagroso cortó una racha negativa de ocho salidas en falso, sin poder ganar y sometiéndose simplemente a sumar tres unidades en una cantidad considerable de partidos, un rastro que hoy lo tienen empotrado en las últimas posiciones del tablero general.

En el sorbo décimo primero del torneo de la B, los cafeteros saltaron a la cancha del Centenario con la imperiosa necesidad de hacer respetar la casa,  para ello debían enfrentar a un Llaneros lastimado y con una contabilidad, quizás, similar a la de su rival de turno.

Prince comprendió la importancia de tener en el bloque de ataque al Wilsón Carpintero, el mismo veteranazo, ese elemento que claramente olfatea el gol cada vez que pisa el área grande. Y así fue, el “pájaro” en otra demostración de goleador fue el encargado de devolverle el alma de competitividad al Deportes Quindío, equipo olvidado por el triunfo, mejor escuadra que había borrado de su memoria como superar a un contrincante.

El hecho de salir vencedor en la pasada fecha, oxigena las huestes del milagroso, reanima a un plantel azotado por las lesiones  y las malas decisiones de su ideólogo. Ganar encarrila de nuevo a la institución cafetera a seguir peleando por la posibilidad de ascenso.

A esta altura en el anterior sistema, el Quindío a lo mejor había ya sepultado sus opciones de llegar a los cuadrangulares, sin embargo gracias a la novedosa elección de  Dimayor, el campeonato apenas comienza y dictaminar un pronóstico es apresurado cuando apenas se bordea el 40 % de la primera etapa.

Hay tiempo de reaccionar, hay tiempo de volver a pelear, la exhortación tiene que seguir retumbando al milagroso si no quiere una eliminación prematura. Aun flotan la cantidad de unidades necesarias para pensar en una clasificación, pero todo está maniatado a las decisiones de las directivas. Inyectarle refuerzos no es una necesidad, es una obligación ante la carencia de jugadores para suplir el puesto dejado por sancionados o lesionados.

El cuadro de Armenia tiene una nómina corta y así difícilmente se le podrá equiparar las cargas a instituciones como Bucaramanga, Cartagena y el mismo Leones, hoy líder del certamen.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *