La negligencia de la salud en carne propia

20110518063143

Por: Andres Felipe Zapata

Por estos días han sonado con insistencia las quejas y descontentos por parte de la ciudadanía en general de Armenia con respecto al tema de la atención a la salud. Se puede decir que la copa rebosó el vaso con el caso de la joven que murió en días anteriores por un golpe que sufrió en su cabeza cuando practicaba algún ejercicio en el colegio Gimnasio Ingles al norte de Armenia y fue remitida al hospital de zona y por negligencia médica, no fue atendida de la mejor forma por la falta de un especialista en el tema que necesitaba la joven de apenas 17 años para ser salvada. Como rechazo a este caso se realizó una marcha por parte de familiares, amigos e incluso mismos empleados de las entidades de salud quienes protestaron por la situación, exigiendo una solución y así evitar nuevas insuficiencias que afecten a la población. 

Así como este, han sido varios temas aislados, en donde la ciudadanía se aqueja de demora en la atención, negligencia médica e ineficiencias en los servicios que presta el principal hospital de la ciudad, así como los demás centros de atención médica de la ciudad. Las quejas crecen, las personas afectadas aumentan y hasta que no se presenten más casos de muertos por la ineficiencia en los servicios, no se prestará la atención requerida.

Este fin de semana tuvimos lamentablemente que remitirnos por urgencias a Saludcoop a acompañar a unos familiares quienes necesitaban ser atendidos para solucionar sus molestias físicas. Llegamos exactamente a las 3 de la tarde del día domingo, y sentimos algo de alivio al ver que no había muchas personas en espera de la atención. El problema comenzó a hacerse más latente cuando pasaba el tiempo y no recibíamos atención, ni siquiera las personas que estaban antes que nosotros. La molestia fue general, todos los presentes en la sala de espera mostraron su descontento pero aun así la atención no llegaba, y eso que en el caso nuestro se trataba de una mujer que recién dio a luz y un hombre con fractura en su mano.

Casi a las 10 de la noche pudimos salir, la espera se nos hizo eterna y todo por la falta de un especialista en el área de ortopedia, menos mal el caso no era de vida o muerte porque de ser así estaríamos hoy lamentando una nueva defunción por culpa de la mala atención medica que se evidencia en todo el país.

Es increíble como únicamente disponen de un solo especialista por área y este tarda el tiempo que quiera para atender. Que lastima que en nuestro país se de prioridad para invertir el presupuesto del pueblo en cosas casi que innecesarias y se descuide el sector salud, indispensable para todos. Esperemos por fin que las cosas en algún momento cambien para bien y podamos contar con un sistema de salud digno y merecido para todos los colombianos.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *