La humildad, la mayor virtud de José Manuel…

71093750_2371349506246321_1262442388970799104_n

Como director de EJE NOTICIAS PERIODICO, quería entrevistar y contar en estas páginas la atractiva historia de José Manuel Ríos Morales, pero finalmente decidimos que un amigo de infancia, criado a su lado en la 50, quien conoció de sus penurias y dificultades familiares y siguió su trayectoria, cuente con objetividad sobre la vida del hoy candidato a la alcaldía de Armenia. Oscar Hincapié Vallejo conoce como pocos la vida de Jose, dejemos entonces que el popular Chuma describa detalles puntuales y precisos del muchacho candidato de los ojos azules.

Este humilde y sencillo hombre nacido y criado en la calle 50 de Armenia, nunca se imaginó ser gerente de dos bancos, una casa de apuestas permanentes, Lotería del Quindío y lograr tener su propia empresa; hijo de una “chancera” de oficio, no ha tenido suerte, simple y llanamente ha recibido la bendición del altísimo y lo ha respaldado en todo lo que ha emprendido, siempre fue un triunfador y un caballero a carta cabal.

Casado, con un hijo, administrador financiero, jovial, atento, respetuoso y con muchas ganas de servirle a su ciudad, este personaje por segunda vez aspira gerenciar su ciudad y todo apunta a que en esta oportunidad Dios y el pueblo están de lleno con él.

Por: Oscar Hincapié Vallejo - Miembro C.N.P.

Albeiro Duarte, Carlos Arcila, William Ríos y este periodista entre otros, nunca nos imaginamos que el “pelaito” de los ojos azules, ese chino un tanto introvertido, buen estudiante, buen hijo, buen hermano, buen amigo y tronquito para jugar fútbol, fuera a ser el ejemplo y el orgullo de la calle 50 de Armenia, sector por esa época de los años 70 y 80 muy conocido por ser la zona de tolerancia de la capital quindiana y por tener uno de los sitios más reconocidos del país como era el restaurante de la feria de los plátanos.

En la 50 había de todo: Meretrices, jíbaros, casas de lenocinio, dos cárceles, una escuela, gente sin rumbo fijo, estudiantes que muy pronto partieron, familias muy buenas y otras controvertidas, mejor dicho de todo como en botica, pero jamás nos pasó por la mente que un humilde muchacho hijo de la chancera más vieja y más reconocida de Armenia, fuera quien sacaría la cara por los humildes y desprotegidos de ese sector y ese personaje es precisamente el ciudadano que hoy por hoy se erige como el más seguro gerente de la capital quindiana durante los próximos cuatro años y es nada más ni nada menos que José Manuel Ríos Morales.

Su familia

Como ya lo hemos dicho, es hijo de la chancera más vieja y querida del pueblo Marleny Morales, quien aún para alegría de “Jose” todavía vive, la disfruta como disfruta de sus hermanos Esther, William, Martha, y Bernardo, Jairo (q.e.p.d.) quien ya partió, todos trabajadores y rebuscadores de la vida como lo fué José Manuel desde niño.

Es casado con la profesional Martha Janeth González Romero, unión de la cual nació Manuel Sebastián, quien debió partir del país a buscar oportunidades laborales y académicas porque aquí las cosas no se han dado no solo para él sino, para muchos jóvenes.

José Manuel, sabe lo que es sufrir al lado de los suyos porque si bien es cierto su madre se partía el lomo para que a él y sus hermanos no les faltara nada, pues a veces no se hacía mucho con la venta del chance; cuando nuestro personaje tuvo uso de razón entendió que había que ayudar a la economía de la casa y cuando llegaba de la escuela y después de almorzar, se encaminaba a la galería de los plátanos a recoger lo que caía de las yeguas (bultos de plátanos) para juntar una buena cantidad e ir a venderlos por las casas vecinas, y cuando esto no era posible, entonces tomaba su tulita donde tenía un martillo y una caja de puntillas de 1″ para reparar cajas para empacar bananos y vendérselas a don Víctor Duarte, a parte de él, William (Pate Buey) su hermano, se dedicó a trabajar en las polvorerías, oficio que era muy común en ese sector y del cual sobrevivían la mayoría de las familias de la 50.

Deseos de superación

José Manuel, no se conformó con solo aspirar, luego de superar la primaria con muy buenas calificaciones y ser uno de los alumnos más sobresalientes del Colegio Rufino José Cuervo, logró entrar a la universidad a estudiar administración bancaria y financiera, desde allí y gracias a su rendimiento académico logró entrar como mensajero al Banco de Occidente, donde ocupó todos los puestos hasta llegar a ser gerente, como lo fue igualmente en Colpatria, estando allí, sus amigos le sugieren que incursione en el campo político y con el refuerzo del periodistas José Octavio Marín, quien en una nota televisiva por Telecafé y CNC le insinúa lo mismo, nace entonces lo que hoy es una realidad política para la región comenzando a preparar su terreno para incursionar en la vida pública y política de la ciudad. Ocupó la gerencia de Apuestas Ochoa empresa que lo recuerda como uno de los mejores administradores y donde más de 1200 damas se derriten al hablar del gerentazo de los ojos azules, después de su paso exitoso por la casa de apuestas permanentes, es nombrado gerente de la Lotería del Quindío, donde por supuesto no desentonó y logró poner esa entidad en un sitial muy importante, en fin, Jose como le dicen sus amigos, enfrentó con acierto los retos que le impuso la vida con pulcritud y honestidad.

Posibilidades

Dentro de las posibilidades de gerenciar la ciudad en los próximos cuatro años, Ríos Morales, tiene una marcada ventaja por ser un hombre popular, nacido de las entrañas del pueblo, conocedor de la problemática porque la vivió en carne propia, con el ejemplo de superación personal, con una hoja de vida intachable porque en las empresas que gerenció lo recuerdan, lo respetan y lo admiran, pero sobre todo le reconocen su honradez, capacidad de trabajo y liderazgo, es sencillo, querendón y muy humilde. para él comer arroz con huevo, pan con salchichón, arroz con sardinas o simplemente un tinto con pan o tostada son los mejores manjares porque según su tesis, todo o que es producto del trabajo honrado y sin atropellos es bendecido por Dios.

Este a groso modo es el perfil del hombre que quiere la bendición de Dios y el favor popular para demostrar que se puede gerenciar con criterio y sin trampas y que se puede gobernar sin atropellos y honradamente.

José Manuel Ríos Morales, basado en la humildad, desea ser nuestro alcalde, si nosotros lo queremos…

Author: Eje Noticias Periódico

Compartir esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>