José Luis, un Candidato pobre, endeudado pero siempre honrado

cuadros me pica-01

Sin dinero, sin maquinarias y sin experiencia política, un campesino de las montañas de Génova, el menor de seis hijos, pretende hacer un terremoto político, en el Quindío…

Lo que, para la soberbia de muchos, empezó como una burla para la política tradicional Quindiana, la campaña de José Luis Jaramillo, podría ser hoy la alternativa más seria a la gobernación del Quindío ante un escenario de absoluto descontento de la ciudadanía por la política y los políticos tradicionales.

En medio de una corriente de indignación donde la desconfianza hacia la clase dirigente es total, un departamento sitiado por los deshonrosos escándalos de corrupción, con una vergonzosa cuota de dirigentes en la cárcel, mientras otros sin dolo alguno transitan las escalinatas arriba y abajo.

Podría este candidato, un hombre criticado por no poseer títulos universitarios, orgulloso de su origen montañero y convencido como ninguno de tener la fórmula para salvar el Departamento de la carnicería social y política, tener algún chance.

Su filosofía y principio rector, es su capacidad de servir, por eso bajo el eslogan un Gobernador que, Si sirve, dijo al equipo periodístico de Eje Noticias “El que no vive para servir… no sirve para vivir”.

Es así como a través de la Corporación Visión Quindío, este puede dar fe de llevar cerca de dos décadas de servicio ininterrumpido a las comunidades del Departamento, trabajo social que ha impactado cerca de 200 mil habitantes del territorio sin la intervención de políticos y menos de politiquería alguna.

Aparentemente, sitiado por las deudas y los compromisos de campaña, contradictores y opositores han visto una oportunidad para reducir a su mínima expresión una campaña que tal vez no se destaca ni se ve con el poderío y la experticia de las demás, corre casi de manera silenciosa por la conciencia colectiva de un electorado seguro de lo que no quiere, a pesar de que en medio de la oleada de información mediática y el accionar a veces arbitrario pero siempre aplastante de la maquinaria y los gamonales políticos tampoco sabe que es lo que quiere.

Allí, este personaje pintoresco atravesado, sincero y honesto como nuestros abuelos, un candidato que mira de frente, en ocasionas con demasiado desdén considerando que es su inicio en la política dominada por los políticos de siempre, esos que tienen maquinaria, discurso y sobretodo recursos para impedir que una nueva alternativa una del pueblo, de la gente, de la ciudadanía se imponga en un departamento donde pasa de todo pero al final nada cambia.

Este Jaramillo, el que se hace llamar el que sí SIRVE, pregona que el problema de la enquistada corrupción, obedece a que los gobernantes olvidaron su principio fundamental, el servicio al prójimo, el servir a todos y no solo a quienes pagaron por subirles a un falso poder.

 

Author: Eje Noticias Periódico

Compartir esta noticia en

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>