Homicidios continuos en el Quindío

homicidio_1Por: Andrés F. Zapata

A tan solo 21 días de haber comenzado este nuevo año, las pésimas noticias a nivel de seguridad siguen dando de qué hablar en nuestro departamento. A pesar del esfuerzo de las autoridades por contrarrestar y controlar el accionar delincuencial, cada vez es más evidente el incremento de delincuencia común y de pequeñas bandas organizadas, dedicadas al hurto, sicariato y microtráfico.

Tan solo entre el pasado fin de semana a hoy, se reportaron 3 homicidios pertenecientes a hechos aislados en distintos municipios del departamento.
Lo último
El hecho más reciente, se registró el pasado lunes en horas de la noche en el barrio Villa María del vecino municipio de La Tebaida, en donde la víctima, el joven Luis Fernando Bustos Gutiérrez de tan solo 16 años de edad, fue interceptado dentro de su vivienda por los sicarios, quienes con un arma artesanal y en varias oportunidades, dispararon contra la integridad del menor de edad, quien de manera instantánea perdió la vida.
A pesar de que las autoridades no han dado con el paradero de los responsables, ya se tiene señalado a uno de los homicidas. El caso sigue siendo materia de investigación, puesto que según se conocía, el joven no tenía ningún tipo de amenazas.
Los otros casos
Aparte de este, fueron otros dos hechos con saldos negativos, en donde nuevamente los jóvenes, fueron las víctimas de los asesinos.
Aunque fueron situaciones completamente aisladas, ambos casos se registraron el pasado sábado, casi que a la misma hora de la noche.
El primero de ellos se efectuó en el municipio de Circasia en el barrio Simón Bolívar a las 9:30 de la noche, cuando el joven Víctor Hernán Grajales Peña de 21 años de edad fue interceptado por 4 personas a las afueras de su casa, siendo uno de estos el que con un arma de fuego acabó con la vida del joven de manera instantánea debido a las múltiples y graves lesiones.
Las autoridades siguen tras la pista de los implicados para esclarecer los motivos de este cruel suceso.
En el otro caso, registrado en el vecino municipio de Calarcá, la víctima fue otro joven también de 21 años de edad. En esta ocasión la víctima se movilizaba como parrillero en la moto de su hermano por el barrio Lincoln de dicha municipalidad, cuando en medio del camino salieron varios hombres, quienes al ver la soledad y oscuridad del sector, aprovecharon para desenfundar su arma, y con un solo disparo tuvieron para derribar de la moto al joven, quien minutos más tarde murió en el hospital La Misericordia.
La víctima, de nombre Jonathan Steven Echeverri Rubio, vivía con su madre en el barrio mencionado. Las autoridades apuntan a que se trató de una retaliación.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *