Homicidio en La Tebaida fue la “Crónica de una muerte anunciada”

Por: Andrés F. Zapata

DSC_0093

Desgraciadamente en nuestro país y localmente hablando en nuestro departamento, estar en contra de la delincuencia e interponerse en el camino de los criminales es casi que sentenciar su propia muerte, al no contar con el suficiente respaldo del resto de la comunidad y las pocas ayudas que puedan prestar las autoridades. Es por esto que ante la violencia, las personas en general prefieren hacerse a un lado y hacer como si no pasara nada.

El crimen

Sumamente grave lo que se registró en horas pasadas en el municipio de La Tebaida, en donde las denuncias hacia las autoridades de un líder comunal en contra de acciones delictivas en su sector, no fueron suficientes para salvarle la vida a este hombre, que luchó por el desarrollo social y cívico de su comuna y que pretendía extender sus labores en pro de este municipio.

En un nuevo hecho de violencia que reafirma la situación grave en materia de seguridad que está atravesando el departamento, fue ultimado el pasado martes en horas de la noche el líder comunal del barrio Ciudad Jardín del municipio de La Tebaida, el señor Edgar Alvarado de 47 años de edad, cuando en el billar donde se encontraba departiendo con conocidos, llegaron los delincuentes que en repetidas ocasiones atentaron contra la vida del hombre, quien murió debido a la gravedad de las heridas.

¿Por qué fueron los hechos?

Desde el año pasado, debido a sus labores que se encaminaban a lograr una comunidad libre de delincuencia y a erradicar el flagelo del microtráfico, el líder comunal recibió diversas amenazas por parte de los grupos delincuenciales que persisten en su comuna. Tras luego de muchos intentos, logró recibir el respaldo por parte de las autoridades, que lo dotaron de algunos elementos de seguridad que garantizaran de alguna manera su integridad física.

A pesar de esto y tras nuevamente haber persistido en sus denuncias, serias y directas contra una banda delictiva que tiene azotado este sector en materia de expendio de estupefacientes y todo lo que esto conlleva, recibió en días pasados unos panfletos en donde lo amenazaban de muerte, siendo necesaria la intervención de las autoridades, que precisamente ese mismo martes en horas de la mañana, comenzaron las labores en esta zona en contra del microtráfico.

Fue así, como precisamente la presencia de las autoridades causó la inmediata reacción de los criminales, quienes a modo de retaliación acabaron con la vida de este señor, que trabajaba por el bien de su comunidad y quien pretendía este año ser parte de la baraja de candidatos al concejo del municipio de La Tebaida.

Era cuestión de tiempo

Quienes lo conocieron, describían al señor Alvarado como un hombre trabajador y entregado a su comunidad. Un hombre que por encima de cualquier cosa quería ver a su sector completamente en paz, libre de violencia y precisamente libre de estos grupos delictivos que lo único que hacen es llenar de temor y sangre las calles del vecino municipio.

Y es que él mismo sabía a lo que con sus acciones se estaba exponiendo, denunciando una y otra vez ante las autoridades la cantidad de amenazas que desde el año pasado venía recibiendo, y solo gracias a la intervención de la Defensoría del Pueblo, en cabeza de su directora, la señora Piedad Correal, se le pudo brindar un poco de ayuda y atención por parte de las autoridades, ayuda que ante lo ocurrido fue inútil.

Precisamente Correal Rubiano demostró su total repudio y rechazo ante este hecho, pues recordó que el señor venía pidiendo mayor atención por parte de las autoridades con respecto al tema de su comuna y la invasión de estas organizaciones delictivas.

Justamente la Policía Nacional, luego del asesinato del líder comunal, realizó ayer diferentes diligencias de allanamiento en donde entre todos los capturados, se aprehendió a los presuntos dos autores material e intelectual de este homicidio.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *