Gran jornada por la vida No al aborto

No al abortoLa Medicina entiende por aborto toda expulsión del feto, natural o provocada, en el período no viable de su vida intrauterino, es decir, cuando no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir. Si esa expulsión del feto se realiza en período viable pero antes del término del embarazo, se denomina parto prematuro, tanto si el feto sobrevive como si muere.

El aborto, según la Organización Mundial de la Salud, OMS, es: “la interrupción del embarazo antes de que el feto sea viable”; médicamente, es la terminación espontánea ó inducida de la gestación: antes de la semana 22 o la expulsión  de un feto con peso menor o igual a 500 gramos, y 25 centímetros de talla, cuando no se  conoce su edad gestacional.

Sin exactitud

En el departamento del Quindío, en especial en su ciudad capital, no se manejan con exactitud datos sobre la materia, como lo dice la titular de la secretaría de Salud del municipio de Armenia, Gloria Inés Jaramillo, debido a que buena parte de ellos se realizan de manera clandestina, es decir, no se pueden llevar datos estadísticos como si ocurre con otro tipo de temas como el suicidio, aunque en los últimos meses no se han escuchado informaciones sobre detección de las denominadas clínicas clandestinas de aborto en el departamento, sin embargo debido a la misma crisis social que nos cobija se presume que son muchas las menores de edad, aunque no es exclusivo de esta población que están expuestas a embarazos no deseados.

Datos

Promediando el año anterior el médico José Antonio Correa, en su momento director del Instituto Seccional de Salud, ahora Secretaría de Salud del Departamento, expresaba ante los medios de comunicación que: “Ninguno de los 224 abortos que han registrado este año los centros de atención de salud del Quindío corresponden a abortos legales”, asegurando en ese entonces que en comparación con 2012, la cifra había aumentado en más de 50 casos” e indicando que el problema consistía en que “ninguna de estas mujeres presentó una solicitud oficial para practicarse una interrupción voluntaria del embarazo, tal como lo permite la ley colombiana en tres casos (una malformación del feto que haga inviable su vida, el abuso sexual de la madre o embarazo de alto riesgo que ponga en peligro la vida de la madre)”. También desde la rectora de salud del departamento se indica que estas cifras sólo responden a los consolidados oficiales diligenciados por las clínicas y hospitales cada vez que una mujer, o una niña, llegan a un centro de salud para ser atendidas por complicaciones derivadas de abortos clandestinos.

Como el año anterior, y se insiste en el tema, lo que preocupa, es que el sub registro de casos podría estar escondiendo una alarmante realidad, porque una cosa es lo que se maneja en la realidad y otro muy diferente lo que ocurre de manera clandestina. Un dato en particular da cuenta que ante salud del departamento, en 2011, de 7001 embarazos reportados, 750 fueron de aborto.

 

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *