Estados alterados

tacoPor: Hernán Domínguez Giraldo

Quienes habitamos Bogotá nos quejamos a diario por la carencia de un gran sistema que permita movilizarnos dentro de ella para realizar lo que queremos.

La carencia de un gran sistema obedece al mismo sistema de elección de nuestro mandatario capitalino que pretende hacer gestión de gobierno sin conocer la magnitud y cumplir los objetivos de la gerencia pública. Pretendemos los gobernados elegir bien y confiamos en los equipos que acompañan al gobernante.

Un caso particular es el relacionado con la movilidad en Bogotá: Se Informa que esta ciudad tiene 1.400.000 vehículos y que la malla vial no permite satisfacer la movilización de esos vehículos. Las decisiones de gerencia pública han sido: estimular el uso del servicio público de transporte soportado básicamente en el transmilenio, intención más que sensata pero inefectiva y explico el porqué.

El sistema transmilenio transporta 1.300.000 habitantes a diario y es insuficiente. Se pretendió organizar con un sistema integrado de transporte SITP que movilice rápidamente a sus habitantes y los guíe hacia transmilenio. Perfilada decisión, pero no atiende a solucionar el sobrecupo de transmilenio. El pico y placa que es una restricción a la movilidad le pasó cuenta de cobro. Esta es una urbe tan grande y quienes tienen posibilidad de comprar otro vehículo y a -precios bajos-lo hacen, ya que consideran que NO caben en el transmilenio y es mejor comprar otro vehículo. Ocurre que se están movilizando más rápido las decisiones de los habitantes que de los gobernantes y para cualquier gerencia pública es lo peor. Es decir para qué gobierno si nosotros somos más solucionaticos que problemáticos? Así pensamos y por ello tomamos decisiones para solucionarle un problema de incapacidad al gobierno, ejemplo autodefensas.

En el día el trancón es monumental porque se pueden movilizar todas las placas.
Al llegar el SITP está permitido que este sistema ocupe dos carriles de las vías principales disminuyendo los carriles de movilización particular. Se crea un carril para las bicicletas, el sábado todos tienen carro y el domingo hay ciclo vía, el transmilenio es insuficiente, algunos taxis tienen restricción todo el día por un tema ambiental y otro tanto no van a donde uno los necesita. Me pregunto cómo fuera Bogotá con dos decisiones tan trascendentales como el Metro y Segundo Piso?.

Que pena con los turistas con tanta incapacidad de las decisiones públicas: Es vergonzoso. Más vergonzoso decirles que quienes “licitaron” obras para agilizar el transporte se movilizan muy rápido pero para la cárcel.

El “segundo piso” es una decisión urgente: aquí la gente se moviliza en carro y no le gusta el sistema masivo. Nos gusta la comodidad del vehículo, entonces generemos como en las grandes ciudades un segundo piso y por ahí nos movilizamos, el ciudadano que tiene carro esta dispuesto a pagar dichas obras.

El “Sistema Metro” dignifica al ciudadano con escaleras eléctricas, metro cable, alimentador, metroplus, metro, tranvía y próximamente monoriel…todo esto en Medellín…  Es la diferencia entre quienes eligen en una ciudad con ingerencia privada en las contrataciones y otra pensando en ser ciudad innovadora.

Ahora entiendo porque en Bogotá nos retumba el nombre de una orquesta que se llama ESTADOS ALTERADOS…no sé sí por que nos alteramos con el tráfico o porque hay un estado alterado.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *