El hincha quindiano, aferrado a la esperanza. El futbol es de amores, revanchas y nuevas ilusiones

quindioPor: Andrés F. Zapata

Pese a los duros golpes recibidos por las tres oportunidades desperdiciadas de retornar a la máxima categoría del futbol profesional en Colombia, el cuadro milagroso se prepara para enfrentar de la mejor forma este nuevo reto que comienza el lunes en la ciudad de Armenia en el estadio Centenario.

El futbol, es considerado como el mejor deporte a nivel mundial. Teniendo en cuenta la cantidad de fanáticos, ligas, deportistas, negocios multimillonarios, marcas patrocinadoras, marketing y demás situaciones que giran alrededor de este, se puede decir que el futbol hace parte del diario vivir de millones personas en cualquier rincón del planeta.

En nuestro país, este deporte por supuesto no pasa desapercibido. Nuestra liga profesional es considerada como la novena de mayor calidad en todo el mundo y sigue en crecimiento por los resultados y la mejoría en estos recientes años. Lógicamente nuestro departamento, no es ajeno a la pasión y fanatismo que esto genera, y el Deportes Quindío, como el único equipo profesional que lo representa, se lleva el amor y el odio de los habitantes del departamento, unos, hinchas de corazón del sufrido onceno cafetero, otros, hinchas de equipos foráneos de ciudades que quizás nunca han conocido.

Esta, más que una nota hablando sobre el acontecer del Deportes Quindío y de sus incorporaciones (que a propósito son escasas y sin jugadores de renombre), es una nota inspirada en los hinchas, no en los delincuentes que se hacen llamar hinchas, sino en esos verdaderos hinchas que sienten el futbol, que sienten al equipo de sus amores, que les duelen las malas direcciones y el poco amor por parte de jugadores mediocres que no sudan la camiseta, en aquellos hinchas que sin falta asisten al hermoso Centenario de Armenia a alentar con todas sus fuerzas y con los nervios a flor de piel a esa institución deportiva, no a los jugadores, porque ellos vienen y van, sino a lo que para ellos significa el Deportes Quindío.

Y es que la pasión de un hincha es muy difícil de explicarla, no se entiende, simplemente se vive, se goza y se sufre. Y quienes más sufridos, sino los verdaderos hinchas del milagroso, que a lo largo de su historia tan solo han obtenido un título del campeonato nacional, no cuentan con el apoyo contundente y comprometido del departamento ni del municipio, tienen como dirigentes del equipo de sus amores a unos empresarios que solo les importa lucrarse con los manejos que le dan a su antojo a la institución, y con un equipo que a pesar de tener más oportunidades que cualquier otro en toda la historia del futbol colombiano para volver a la máxima categoría, no lo pudo lograr.

Pero, así somos los amantes al futbol e hinchas de alguna institución deportiva, nos emocionamos, nos llenamos de orgullo cuando hay triunfos, pero también nos enfurecemos cuando vemos los malos resultados. Pero lo más importante es que a pesar de las desilusiones, nuevamente vemos nuevas oportunidades torneo tras torneo.

Es tal cual lo que le está pasando hoy a los hinchas verdaderos del Deportes Quindío,  quienes esperan este próximo lunes comenzar con pie derecho el campeonato de la primera B, ante el Universitario de Popayán, y soñar con la obtención del título, que a la larga, podría convertirse en una nueva posibilidad de retornar a su categoría de origen.

Así es esto del futbol y de ser hincha de corazón, a pesar de los malos resultados no se abandona al equipo y al comenzar un nuevo torneo se hace borrón y cuenta nueva, porque las esperanzas e ilusiones se renuevan. Es por esto que a nombre de todos los hinchas quindianos, queremos invitarlos a que vuelvan al estadio, que no sean los mismos 1.000 o menos de siempre, sino esos 10.000 que durante los partidos contra Jaguares y Uniautonoma asistieron, convencidos de lograr el objetivo.

Qué lindo ver este espectáculo del futbol y al estadio Centenario en un marco lleno de color, de banderas, de canticos, de bombos y platillos, de trompetas, de familias, de niños, y de mucha ilusión y pasión por el equipo de la tierra. De verdad el futbol y la hinchada del milagroso lo merecen.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *