El Confesionario: Para Yobany López Quintero

566Su padre ha sido su gran aliado, su familia su gran aliento

Dios le ha puesto todo en sus manos y su padre Olberth López ha sido su guía en la tierra. Con su viejo comenzó a construir un sueño que hoy es una realidad. A su lado conoció cada detalle sobre la docencia, esto le permitió ya formado como abogado, integrar la familia y fundar López Quintero Abogados, una firma que nació en Armenia y hoy se extiende por todo el país con 16 sedes y más de 500 empleos directos. Yobany López Quintero siendo muy joven se apersonó con la asesoría de su padre de las causas jurídicas en el gremio del magisterio; estudió, analizó, profundizó y encontró las vías legales para defender cada uno de sus derechos, librando recias batallas y logrando sonoros triunfos ante los estrados y los gobiernos seccionales o municipales en todo el país. Yobany se confesó con EJE NOTICIAS PERIODICO.

Sala de redacción

EJE NOTICIAS PERIODICO. Bueno abogado ¿cuéntenos acerca de su familia y de qué sector de Armenia es usted?

Yobany López. Quintero. Yo vengo de una familia muy decente y humilde del estrato 2 de Armenia, en donde por parte de mis padres siempre se nos han inculcado muy buenos valores y con una organización familiar muy linda, conformada por los dos padres, ambos docentes de profesión y una hija y un hijo, ambos abogados.

Mi padre proveniente del municipio de Filandia y mi madre con raíces en Pueblo Tapao, ya pensionados los dos por el magisterio. Mi hermana, una excelente abogada que hoy labora con nosotros.

E.N. Y dónde hizo la primaria? Cómo fue esa época?

Y.L.Q. Yo estudié en un colegio muy particular que era el de Álvaro Berrio Piedrahita, el Colegio Andino, al frente del Parque de la Vida. Fue un colegio con mucha visión en donde se hizo el primer desarrollo tecnológico en una escuela primaria del Quindío.

Luego el bachillerato lo hice en el Colegio San José de los hermanos Maristas, allí fui becado y terminé mis estudios de bachiller. Me siento muy orgulloso de haber salido de esa institución porque el nivel educativo era muy bueno, tanto que todos los amigos de la época son todos grandes profesionales que ejercen en toda Colombia e incluso en varias partes del mundo.

E.N. Y en cuanto al deporte qué ¿Le gustó el deporte?

Y.L.Q. Si claro, jugué fútbol todo el que quiera. Lo hice a nivel competitivo y casi que profesional. Acá en el Quindío pase por numerosas escuelas deportivas, pertenecí a las inferiores del Deportes Quindío y estuve durante 6 meses en el Boca Juniors de Cali. Pero llegó un momento en donde tuve que decidir entre el fútbol y ser abogado y como ya sabe me incliné por la segunda opción.

Aprovecho el momento para resaltar la excelente labor de varios entrenadores que acá en el Quindío han hecho un gran esfuerzo para forjar a jóvenes futbolistas y como seres humanos. Es el caso del profe Samuel Estrada, Fonseca, entre otros.

E.N. ¿Y en qué posición jugaba doctor?

Y.L.Q. Gracias Pepillo por esa pregunta tan especial. Yo era un hombre muy talentoso jajaja, jugaba siempre de 10. Recuerdo mucho cuando jugábamos los preliminares allá en el estadio Centenario. Buenas épocas.

E.N. ¿Termina el bachillerato y de inmediato comienza la carrera de Derecho?

Y.L.Q. Si, de inmediato. Yo quiero reconocer que no fui el alumno número uno durante la carrera, pero si fui un estudiante formado, más cuando se trata de una educación tan excelente como la de la Universidad La Gran Colombia. Nuestra universidad se ha reconocido a nivel nacional por educar a sus alumnos de una manera integral, autentica, con ciudadanos y egresados quindianos que nos han representado muy bien a nivel nacional, en grandes entidades públicas y privadas y en todos los entes territoriales.

E.N. ¿Y tiene alguna especialización doctor?

Y.L.Q. Claro Pepillo, yo tengo cinco especializaciones en el Derecho que son en el tema Administrativo, Laboral, de Pensiones, de Seguridad Social y en el tema Comercial. Todas estas especializaciones las he podido desarrollar unas acá en el Quindío y otras en universidades de alto prestigio a nivel nacional, lo que me ha permitido aparte de hacer amigos en muchos lugares, conocer los diferentes temas tanto locales como nacionales y tener un buen bagaje en la profesión.

E.N. Usted llega muy joven a abordar y pelear un tema jurídico muy importante que tiene que ver con la docencia, algunas debilidades que el estado tenía con respecto a los beneficios que debían de tener los educadores. ¿Cuéntenos un poco acerca de esto.

Y.L.Q. Mire, quiero contarle una cosa. Mi padre fue el primer director que tuvo a nivel local de un fondo llamado Fondo Prestacional del Departamento del Quindío. En ese fondo se recogían todas las inquietudes y las prestaciones y el pago de las cesantías. Ese fue el modelo que utilizó el gobierno nacional para pagarle a todos los docentes del magisterio las prestaciones y cesantías. Este fondo se llamó Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio y mi padre fue el primer coordinador que tuvo este fondo a nivel nacional.

Desde allí viene la inquietud y el fomento por el verdadero respeto hacia los educadores de nuestro país, a luchar porque se les dé el lugar que merecen. Gracias a la docencia y a los buenos docentes es que hay grandes profesionales, instruidos, capacitados, con enormes valores como seres humanos y eso es debido a una buena base educativa de la cual tenemos que estar todos muy agradecidos.

E.N. Nace en el Quindío López Quintero Abogados y Asociados. Hoy tienen sede en las más importantes capitales del país. ¿Cómo hace para expandirse tanto?

Y.L.Q. Si, hoy nuestra compañía tiene 16 sedes desde la costa hasta el Valle del Cauca. Desde Antioquia hasta el Chocó. Hemos desplegado una labor de orden jurídica muy respetuosa con el magisterio pero además muy afectiva porque digamos que en el Quindío ha sido ordenada, pero en otros departamentos ha sido muy complicado y los maestros han estado muy abandonados, llegando nosotros con mucho éxito a conformar un espacio, para poder ejercer nuestra labor en favor de sus derechos.

Hoy por hoy representamos a más de 180.000 maestros a nivel nacional y a los integrantes de Fecode a los cuales asesoramos en esta actividad para que se puedan acoger a las normas y puedan recibir estos derechos.

E.N. ¿Cuál fue el motivo de su reciente visita a Suiza?

Y.L.Q. Fui delegado por Fecode para asistir a la asamblea de la OIT, fui el único abogado litigante invitado a nivel de los trabajadores. La OIT representa para nosotros como abogados un margen de referencia a nivel mundial para la defensa de los derechos de los trabajadores, así que es un orgullo haber participado en esta asamblea.

E.N. ¿La empresa López Quintero, aparte de velar por el derecho de los docentes, se desenvuelve en otras áreas también o no?

Y.L.Q. Yo personalmente soy también agricultor. Pienso que nosotros como agricultores debemos preocuparnos no solo por tener una finca y ya, sino también por tener empresas agropecuarias y que se garantice la seguridad alimentaria para la comunidad en general. Nosotros somos productores de piña y el Quindío aún no se ha dado cuenta de la importancia que tiene este producto a nivel nacional y la importancia que tiene  nuestro departamento en este nivel, ya que somos los segundos productores de piña a nivel nacional.

E.N. Una pregunta para terminar. 16 sedes a nivel nacional, una muy importante empresa productora de piña. ¿Cuántos empleos genera actualmente?

Y.L.Q. Yo creo que uno 500 empleos directos y unos 1500 indirectos. Nosotros somos una empresa en crecimiento de abogados que tenemos una formación en la defensa de los derechos de los trabajadores que seguimos trabajando por el bienestar principalmente de la docencia en el país.

E.N. Muy bien doctor, ha sido un placer inmenso tenerlo hoy con nosotros.

Y.L.Q. No Pepillo, el placer ha sido mío. Ha sido un honor contarles un poco acerca de nuestra empresa, de profundas raíces quindianas que representa los interés quindianos y del magisterio nacional.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *