Decisión polémica y apresurada

4182048Por: Alvaro Ortiz

Como controversial y apresurada fue calificada la decisión asumida por la directora encargada del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Regional Quindío, ingeniera Liliana Ocampo Sepúlveda, de trasladar niños, niñas, adolescentes y adultos con discapacidad física, mental, cognitiva y sensorial, al Departamento del Valle a entidades sin experiencia y que no cumplen los requisitos para la atención de esta población. 

Algunos de los niños vienen siendo atendidos desde hace 16 años por la Fundación Instituto Especializado en Salud Mental Armenia, consistente en “brindar atención especializada en restablecimiento de derechos a niños, niñas y adolescentes en las modalidades de Internado Discapacidad e Internado Discapacidad Psicosocial conforme a las disposiciones legales, lineamientos técnicos de las modalidades y los estándares de calidad vigentes para la prestación del servicio”, decisión que dejó en el limbo y cual “desplazados sin hogar” a 219 menores y adultos beneficiarios, lo que obligó a que fueran instauradas igual número de tutelas en pos de evitar la vulneración de derechos tales como: al interés superior del niño, a la educación, al desarrollo de la personalidad, a la familia, la salud, al arraigo, etc.

Importante gestión

En esta Fundación se han tenido logros importantes dentro del proceso de atención con los niños, niñas, adolescentes y adultos con discapacidad física, mental, cognitiva y sensorial que incluyen en Inclusión Educativa: 5 niños en primaria; 83 niños  educación secundaria, 23 ya terminaron su bachillerato, 5 iniciando carreras tecnológicos, 5 niños en carrera tecnológica; 60 niños graduados del SENA (panadería, confecciones, huerta, zapatería); un niño en universidad programa de Bellas Artes.   Habilidades: Múltiples medallas evento Fides; 5 atletas seleccionados en natación, futbol y atletismo para los Ángeles (EU), con beca para todos los gastos pagos; 2 niños con más 100 cuadros de pintura, con múltiples exposiciones; grupo de música moderna; grupo de chirimía;  una niña ganó concurso nacional de pintura; conformación de liga deportiva;  niño compositor de reggaetón, pendiente lanzamiento de sencillo; 3 niñas cantantes.  Todos los niños con manejo de plastilina, artesanías, y actividades terapéuticas.  Salud: 129 niños, niñas, adolescentes y adultos completamente estabilizados en su trastorno mental; 90 beneficiarios que estaban con desnutrición se recuperaron nutricionalmente; consecución de padrinos para cada uno de los niños que no tienen familia.  Todos estos logros,  la atención en salud, avances y habilidades  obtenidas, al ser trasladados serán interrumpidas, por lo tanto, se perderá el tratamiento realizado y logros alcanzados; vulnerando los derechos fundamentales de este grupo de niños, niñas, adolescentes y adultos con discapacidad física, mental, cognitiva y sensorial.

La fundación

Hace 16 años con 5 jóvenes provenientes de Manizales inició actividades la Fundación Instituto Especializado en Salud Mental bajo la coordinación del doctor Fredy Wilson Barrera Franco, lo anterior teniendo en cuenta que las enfermedades mentales son responsables de una parte importante del sufrimiento, discapacidad y deterioro de la calidad de vida de las personas que las padecen, además de informes especializados que recomiendan la utilización de un modelo de atención comunitaria para las personas con Trastornos Mentales Severos con la creación de una red de dispositivos de atención comunitaria, dentro de los cuales se encuentran los dispositivos residenciales: hogares y residencias protegidas, programas con los que no cuenta debidamente el Gobierno para la atención de estas personas y que llevan a la firma de convenios o contratos con instituciones como el ICBF, más en regiones como el Eje Cafetero en donde la salud mental, especialmente de nuestra juventud es de una gravedad inocultable.

Hoy por hoy, cumpliendo con unos altos estándares de calidad que han llegado a calificaciones de 93.91 y hasta 97 puntos sobre cien, le han permitido a la Fundación en referencia firmar contratos con el Instituto de Bienestar Familiar desde hace varios años sin contratiempo alguno hasta el pasado 5 de diciembre de 2014, además de servir de apoyo a las administraciones municipal de Armenia y departamental, labor ratificada por el hecho de que muchos de los niños, niñas, adolescentes y adultos han sido remitidos de otros departamentos porque no han podido ser manejadas por los programas del ICBF entre ellos Madres Comunitarias o instituciones afines porque los pacientes presentan graves problemas de tipo mental, físico, problemas de comportamiento y han sido víctimas de desnutrición, maltrato y requieren de atención especializada que han encontrado en la Fundación contando para ello con 4 sedes rurales, 3 en Puerto Espejo y una en Calarcá, sector de La Y, y en Armenia, en la Calle 4 No. 13 – 06.

Futuro incierto

A pesar de que las supuestas inconsistencias detectadas en la prestación del servicio por la Fundación, Contrato 188 desde el 2012 al 31 de julio del 2014 con renovación del mismo hasta el 15 de diciembre de 2014, fueron subsanadas con planes de mejoramiento y corroboradas en visitas mes a mes realizadas por las partes técnica, financiera, jurídica y afines al propio ICBF, la directora encargada tomó la triste decisión de desarraigar a los pacientes trasladándolos a zonas del Valle del Cauca (Sinapsis y Nueva Juventud), a Hogares de Bienestar, Davida, al San Juan Bosco, instituciones que no cumplen con los requisitos de habilitación para discapacidad mental psicosocial y estándares de calidad del área y sin ningún tipo de experiencia para el manejo los  niños, niñas, adolescentes y adultos con trastorno mental; lo mismo que faltos de personal capacitado para su atención especializada.  Lo anterior sin expresar dentro del comunicado ningún acto administrativo o medida legal que justificara dicha decisión.

Informes técnico Científicos presentados hablan de que existe un riesgo para la vida de esta población por aumento de morbilidad, mortalidad, alteraciones en el comportamiento por cambios en sus habilidades cotidianas, no hay que olvidar que gran parte de estas personas no sólo llevan varios años en la Fundación sino que también hacen parte de programas de tipo cultural, recreativo, deportivo y educativo hasta el punto de obtener varios jóvenes certificados del SENA Regional Quindío, así pues, la polémica decisión de la ingeniera Ocampo Sepúlveda deja en entredicho un trabajo reconocido y abnegado, a 219 seres humanos en el limbo de su rehabilitación y atención en salud, y como si fuera poco a más de 100 personas al borde del desempleo.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *