De la capilla a los senderos rurales y urbanos en busca de la Gobernación

Padre Carlos Eduardo Osorio 1

Padre Carlos Eduardo Osorio se confiesa

Sala de Redacción Eje Noticias             

Hijo de padres campesinos provenientes de Caramanta Antioquia, sobreviven seis hermanos. Cuando son las 5:30 a.m, empieza su día, lo primero que hace son las oraciones, luego viene la relajación y después  atender a la comunidad. Lleva 30 años de servicio sacerdotal. Cambiar la forma de gobernar, salud, seguridad y el campo; temas fundamentales en su campaña, y que implementará si llega al primer cargo público del departamento.

Eje Noticias: Padre Carlos ¿Cómo va su candidatura a la Gobernación del Quindío?

Carlos Eduardo Osorio: Cada día ha venido cogiendo más fuerza, hemos sentido el apoyo porque muchas personas se han acercado y a cada una de ellas la hemos escuchado que vienen con propuestas para que entre todos hagamos una verdadera programación para El Quindío.

E.N: ¿Quién lo acompaña en su aspiración para ser Gobernador de los quindianos?

C.E.O: Básicamente la virgen María, como la primera dama y luego un equipo de jóvenes, todos en su mayoría, personas voluntarias que han despertado y han tomado conciencia de la necesidad del Quindío.

E.N: ¿Quién es el padre Carlos Eduardo Osorio?

C.E.O: Soy un Sacerdote de la Diócesis de Armenia que hasta el último minuto tuve responsabilidad en la Parroquia de La Virginia Corregimiento de Calarcá y desde allí tomé conciencia de lo que estaba pasando en el departamento y que es algo con mucha gravedad y por eso empecé a buscar un camino distinto en busca de soluciones reales a los problemas del Quindío.

E.N: ¿Esto del sacerdocio y la política si fusiona?

C.E.O:  La otra vez, un periodista me preguntó lo mismo, llevamos seis Alcaldes sacerdotes y nos ha ido muy mal, pero ¿A cuántos políticos les ha ido bien? Creo que las cosas no funcionan simplemente porque sí, sino porque hay personas que son capaces de hacerlas funcionar, aquí hay un sacerdote que no está interesado en robar, sino en servir, que llevo 30 años sirviéndole a la comunidad sin cobrar y por lo tanto tengo una visión del departamento y una visión de lo que se puede llegar a hacer.

E.N: ¿Cómo está conformada su familia?

C.E.O: Soy hijo de un matrimonio, dos personas que vivieron durante 55 años casados, con un noviazgo de siete años, mi padre, Gustavo Osorio Suárez, un campesino antioqueño de Caramanta, una persona sencilla pero muy culta, muy leída y mi mamá que es una mujer bachiller y sencilla como mi padre. Fuimos 8 hermanos, de ellos dos que ya se fueron para el cielo y 6 que vivimos en una gran relación de familia.

E.N: ¿Es la familia la base de la sociedad?

C.E.O: Con toda seguridad, no me queda la menor duda.

E.N: ¿En sus recorridos cuáles son los tres temas prioritarios que le viene hablando a la comunidad?

C.E.O: El primero es la forma de hacer el gobierno, el problema del Quindío no son las personas que están gobernando, es el sistema que se tiene. Cuando hay una campaña costosa, obviamente el gobernante tiene que subir a pagar lo que debe con contratos y darle satisfacción a los jefes políticos y poco termina haciendo por las verdaderas necesidades de la gente. Otro tema son los hospitales, estamos muy preocupados porque los están cerrando y aquí es donde tenemos que hacer un trabajo muy juicioso porque las personas del campo se ven a prietas para venir desde sus veredas a buscar un especialista. El tercero es la seguridad, hacer el observatorio social  y desde allí tomar decisiones en drogadicción, en alcoholismo, pandillas, buscando que las personas tengas más posibilidades y se evite el suicidio que sí se puede evitar, porque seguimos siendo uno de los departamentos más inseguros con más homicidios del país.

E.N: La situación de descomposición social por la que atraviesan las familias quindianas ¿Cuál es su estrategia para contrarrestar este flagelo?

C.E.O: Hay que invertir no solamente tiempo y recursos, sino una buena preparación, hay que ayudarle a las familias a que no se separen, hay que ayudarles generando un ambiente que sea cálido que tenga responsabilidad social. Hay muchas ideas, de hecho se están haciendo los encuentros matrimoniales, hay muchos movimientos que quieren trabajar en pro de la familia y yo creo que falta es apoyarlos para que ellos ayuden a más familias.

E.N: En lo corrido de este año, más de cien personas entre homicidios y suicidios que se han ido de este mundo ¿Qué le dice esta cifra a una persona que aspira a ser gobernador?

C.E.O: Lo mismo que le dice a toda la sociedad, estamos en crisis y nosotros no podemos seguir viendo irresponsablemente las muertes y los suicidios como espectadores, hay algo para hacer y lo tenemos que hacer. Somos muy insensibles frente a todas estas cosas que están pasando.

E.N: Otro de los grandes flagelos es el desempleo, un deshonroso primer lugar a nivel nacional ¿Cuál es su estrategia para contrarestarlo?

C.E.O: Tenemos que generar 35 mil empleos y es ahí donde uno se empieza a cuestionar lo que se está haciendo hasta ahora. ¿Cómo puede un pueblo donde se necesitan 35 mil empleos hacer 41 fiestas en navidad, todas con orquestas de primer orden nacional y repartiendo licor por todas partes como si se tratara de la fiesta de la familia?, aquí hay que poner seriedad, 35 mil personas sin empleo son 35 mil familias con un problema muy grande por resolver. Aquí no se puede gastar la plata en cosas innecesarias porque cada peso que se tenga es para invertirlo en generación de empresas.

E.N: ¿Tiene una propuesta clara sobre ello?

C.E.O: Vamos a constituir unas incubadoras de empresas, de tal manera que personas con ideas puedan hacerlo. Volver a la dignidad del campo que no es darle un machete a las personas el día del campesino y una lechona sino que se trata de volverle la dignidad al campo. Al Quindío venía la gente a buscar trabajo y ahora salen los quindianos a buscar trabajo a otros departamentos.

E.N: ¿Va a trabajar de manera colectiva?

C.E.O: Es aquí donde debemos empezar a luchar precisamente para servir en conciencia de algo, porque si no salimos de nuestra propia estructura, la cosa se va aponer muy complicada.

E.N: Por último ¿Qué le dice al pueblo quindiano?

C.E.O: A todos los quindianos les tengo un mensaje muy claro: Hay esperanza, no podemos perder la esperanza y resistan que ya pronto terminará la horrible noche y tendremos la oportunidad de hacer un trabajo serio por el departamento.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *