Armenia, 124 años después…

P1010355Por: Manuel Gómez Sabogal

Desde pequeño, aprendí que el 14 de octubre era una fecha importante. Aprendí que ese día, en 1889, Jesús María Ocampo y otros, habían fundado a Armenia. Me enseñaron mis profesores que esa fecha debería recordarla siempre, pues significaría mucho para mí.

Hoy, reviso el calendario y encuentro que desde la última semana de septiembre, universidades, colegios y diferentes entidades realizan eventos, fiestas, concursos, competencias, reinados. El Festival Nacional Estudiantil de Duetos “Alfonso Osorio Carvajal”. Así mismo, se habla de las fiestas de Armenia. El Concurso Nacional de Duetos “Hermanos Moncada”. La gente piensa más en el yipao, las reinas, los desfiles y la CH de choclo, chicharrón, chorizo, chontaduro, chicha y otros elementos.

Nadie se refiere al 14 de octubre como la fecha de fundación de Armenia. Nadie centraliza, nadie conoce, nadie explica. La plaza de Bolívar, los parques de la ciudad, se convierten en un mercado persa, gracias al sinnúmero de personas caminando, otras ofreciendo productos de diversa índole, ventas de minutos, pero no son el centro de atracción de diferentes espectáculos artísticos y culturales. ¡Pobres parques! Los monumentos tampoco se salvan. Creo que el Parque de la Vida, hermoso sitio que brinda descanso, paz, tranquilidad, escapa a los enamorados de casetas, verbenas, ruido y aguardiente y ron. Afortunadamente, es porque muy pocos lo conocemos y sabemos de sus bondades.

Y después estamos buscando nuestra inexistente Identidad regional. Identidad que en escuelas y colegios no se difunde porque allí tampoco se da importancia del 14 de octubre. Se habla de las fiestas de Armenia, pero no de tan importante fecha. Además, estamos en semana de receso escolar y universitario.

Identidad. ¿Identidad? No, no la hay. No tenemos identidad cuyabra o quindiana. Eso no lo sabemos. No tenemos idea. Nada ocurre. Ni siquiera a nivel deportivo. Desconocemos a nuestros grandes deportistas o al equipo que representa nuestra región. Si se va al estadio cuando juega el Deportes Quindío y pululan las camisetas del equipo contrario. Ya ni al estadio vamos, porque las peleas son constantes y el equipo no es nuestro.

Nuestros artistas más representativos, son casi que desconocidos. Juan Galeano, Catalina Londoño, Victoria Sur, Martha Elena Hoyos, Mauricio Arroyave, Dueto “Cantares”, Ángela María Moncada, Alfonso Osorio, entre los intérpretes, compositores y autores. Tenemos grandes grupos de danza (Fundanza) que este año será galardonado con el Cordón de Los Fundadores, teatro, escritores, poetas. En algún momento, se les rinde homenaje, pero luego nada ocurre.

Monumentos que no relacionamos con algo importante. Avenidas con nombres rimbombantes, pero que nada dicen. Por ejemplo, Avenida de las Américas. Allí, en la calle 21 con carrera 19, había una placa señalizando el nombre de la Avenida de las Américas, pero ya no existe. No hay bustos de personajes de América, banderas, algo relacionado. Nada. Hubo, había, pero ya no.

Hay banderas de Armenia en determinados sitios, pero dan pena. Se les acabaron los colores. Están rotas. Y muchos, no distinguen entre la bandera de Armenia y la del Quindío.

Pero, nada para preocuparse. Ahora, la mugre, la suciedad pululan por doquier. Vendedores ambulantes en andenes por donde nadie puede pasar. Todos, en una operación “suciedad” que da tristeza.

Armenia cumple años, pero nada importa.

Hay recuerdos como la locomotora, allá en la salida a Pereira. Una locomotora que nos hace añorar los viajes en tren a Cali, desde Armenia. Los jóvenes no vivieron esa época, creo se preguntan: ¿Y qué es un tren?

Hace unos años, cuando se revivieron los viajes en tren, poco duraron, porque estos fueron costosos, había que viajar hasta La Tebaida para poder montarse al tren y dentro del mismo, nada especial había.

Que sintamos un cambio de aire, una renovación y que desde ahora, empecemos a creer que somos de Armenia y que celebramos nuestros 124 años el 14 de octubre.

Que nuestra historia permanezca y sea contada como es a nuestros descendientes. Empecemos a conocer más el por qué de estas celebraciones que incluyen eventos, fiestas, reinas, yipaos, cabalgatas, licor y todo lo demás. Que todos sepan qué significa el 14 de octubre y cuándo fue fundada nuestra bella ciudad.

En Cali, aunque parezca increíble, levantaron un monumento a Jovita Feijoó. Ella fue alguien muy especial para Cali. Fue siempre la reina de Cali. Ese monumento se halla en la Calle Quinta. Es inmenso. Un homenaje a una mujer que se creyó reina. Y aquí, hace unos años falleció alguien con las mismas características: Repollito. La furibunda acompañante del Atlético Quindío. Pero como ella nada significó, entonces, para qué monumentos o recuerdos a su nombre.

Mi envidia es grande cuando en Pereira tienen hasta Avenida 30 de Agosto que les recuerda que esa es la fecha de fundación de su ciudad. Pero aquí, prefirieron cambiarle el nombre a la Avenida 14 de octubre. ¿O acaso el Concejo Municipal de Armenia, hace muchos años,  no aprobó que la nueva avenida fuese denominada Avenida 14 de Octubre y gracias a los caprichos, le cambiaron el nombre, la señalización y ahora muchos la llaman avenida de unos animales que ni por acá jamás pasaron? ¡No hay derecho!

El 14 de octubre es importante. En Armenia existe la Avenida 14 de Octubre, pero ni nos enteramos. Está la Avenida Guillermo Valencia, pero también desconocemos dónde queda.

Nadie da la verdadera importancia al 14 de octubre. Aportemos para que todos conozcamos la historia de nuestra ciudad.

Ojalá recuperáramos una identidad perdida, desaparecida, guardada, embolatada, porque Armenia merece más. Qué falta de compromiso con Armenia.

Para colmo de males, este 14 de octubre es lunes, para la gran mayoría, fin de puente. Y pare de contar.

El 14 de octubre de 1889, se fundó Armenia. Ojalá y nos importe.

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *