A propósito de fiestas

En seguridad, buenos resultados

Dicen las autoridades de seguridad que con la excepción del hombre que apareció muerto el sábado en  la noche en la salida de Armenia a Circasia  cerca a los Geranios, no se contabilizaron más hechos sangrientos con pérdida de vidas humanas. Revisando cada uno de los boletines impresos por la policía y de acuerdo a los informes obtenidos, las fiestas de Armenia comenzaron y terminaron en absoluta tranquilidad, eso sí, salvo con aquellas pequeñas riñas que son casi que frecuentes y normales en actos públicos donde abunda el licor y la parranda, de resto se podría decir la que cifra quedó en 0, hasta tanto no se verifique con certeza los motivos que ocasionaron la muerte de  Sebastián Federico Montes Rodríguez, de 37 años, de quien al parecer murió al ser atacado en el interior de un vehículo por sus compañeros de fiesta y posteriormente lanzado a la vía pública. Al menos son las primeras hipótesis que manejan las autoridades.

Pero la semana de programación prevista por la Alcaldía de Armenia fue tranquila, en paz y absoluta calma, lo que permite aseverar que cuando se quiere se puede.

Esto quiere decir que no hubo ninguna conexidad entre acciones violentas y agresivas con el desarrollo de la programación. Eso sí, se presentaron circunstancias alternas pero ajenas al desarrollo de las actividades.

Descendieron igualmente las acciones del sicariato y el robo en motocicletas. Curiosamente días antes de las fiestas aniversarias se había ordenado que no se permitían motos con parrilleros, de alguna manera esta decisión influyo considerablemente para que los índices delincuenciales bajarán  con motivo de las fiestas de la ciudad. Al margen de todo ello, valorar la actividad programada por la policía en el Quindío que tuvo controles permanentes en puntos estratégicos para evitar los desmanes, que sí se presentaron durante la celebración de la clasificación de Colombia al Mundial Brasil 2014. Nuevamente los desadaptados asumieron posturas agresivas, de ofensa y maltrato a niños, mujeres y ancianos que fueron objeto de agresiones con harina y ultrajes con palabras soeces, no se salvaron los vehículos de tranquilas familias que salieron a disfrutar pacíficamente del triunfo, que se encontraron con maleantes a bordo de motos que hicieron lo que quisieron por las vías principales de la ciudad. Personalmente me causa horror estar cerca de esas hordas de personajes siniestros que abusan de sus aparatos de dos ruedas, confieso que les tengo miedo.

Pero con celebración de fiestas y triunfo de la selección de Colombia, los resultados en materia de seguridad fueron alentadores en esta oportunidad.

Mantener estas cifras trazadas por las autoridades será complicado, se acerca la temporada más alegre del año, navidad y fin de año, donde esperamos se pueda reducir el índice delincuencial en cada una de sus expresiones, algo bien complicado para un departamento que ha sido sitiado por diversa clase de delitos, partiendo del microtráfico, las pandillas detectadas en distintos barrios de la ciudad, pequeñas bandas criminales que azotan sectores populares y el incremento de robos y asaltos que figuran en la primera plana de las propias unidades de investigación.

Sin embargo, tenemos que mantener la plena y absoluta confianza en las autoridades para contribuir en el sano propósito de mantener protegida la comunidad y a cada uno de los ciudadanos de bien. 

La dirección 

Author: Eje Noticias Periódico

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *